EFE
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La primera jornada de la XVIII edición del festival Vive Latino llenó el Foro Sol de Ciudad de México de una explosión musical muy variada, desde bandas en español como Jarabe de Palo y los argentinos Caligaris y los Fabulosos Cadillacs, hasta el británico Jake Bugg y el grupo estadounidense The Pretty Reckless.

Los múltiples escenarios en que se desarrolla este encuentro musical recibieron a 40 bandas el sábado, jornada que arrancó con la interpretación del grupo latinoamericano El General Paz & La Triple Frontera.

El sol calentaba a los asistentes que bailaban al ritmo de diferentes estilos de música, desde el punk más canalla hasta el rock más alternativo, mientras intentaban refrescarse con tragos de cerveza y con pequeñas pausas sentados en el asfalto.

Cuando la luz natural empezó a caer para dejar paso a los cegadores focos de cada uno de los estrados, el público del escenario VL cantaba las letras de Jake Bugg, quien tocaba con la precisión de un cirujano, mientras los asistentes al concierto de The Pretty Reckless sacudían sus melenas al ritmo de la provocativa Taylor Momsen, quien tiñó de rojo y negro el escenario Doritos.

Volviendo a ritmos más latinos, los Caligaris convirtieron el escenario Indio en un circo de color y alegría en el que los espectadores se entusiasmaron a cada acrobacia que hacían los artistas, que disfrutaban como niños ante su público.

Los más animados flexionaban las rodillas, movían la cintura y alzaban los vasos de cerveza delante del escenario, mientras que otros preferían observar el espectáculo desde las gradas.