•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Incombustible a sus 75 años, Paul McCartney retomará el próximo mes de julio en Miami la gira ‘One on One Tour’, que comenzó en abril de 2016, y finalizará el próximo octubre en Salvador de Bahía (Brasil), después de más de 60 conciertos en los que repasa los grandes éxitos de su carrera como solista, como líder de Wings y, por supuesto, las canciones que lo convirtieron en leyenda con The Beatles.

“Nada me agrada más que entrar en una habitación y salir con una pieza de música”, ha afirmado Paul McCartney, un artista excepcional que, junto a John Lennon, compuso la mayoría de los temas que hicieron de la mítica banda de Liverpool todo un fenómeno que aún no ha sido superado.

Como solista, McCartney ha mantenido su estatus de leyenda de la música gracias a una prolífica carrera y ha sido, sin duda, el más exitoso de The Beatles tras el asesinato de John Lennon que entonces, como ahora, era un mito casi tan grande como la propia banda.

A Lennon le unió una gran amistad, y fruto de aquella confianza llegó el pacto por el que todas las canciones que compusieron con The Beatles llevaron el sello Lennon–McCartney, independientemente de quién fuera su creador.

“Lo genial de John y yo escribiendo juntos era que competíamos el uno con el otro sin parar, y eso era algo muy sano”, confesó McCartney en una entrevista publicada por el diario español El País,  y así llegaron temas como “Yesterday”, la gran canción de McCartney, acreditada por el Libro Guinness de los Records como la más versionada de la historia.

No es el único reconocimiento del músico británico, que ha vendido más de 100 millones de discos y más de 100 millones de singles a lo largo de su carrera, además de haber  ganado 21 premios Grammy y formar parte del Rock & Roll Hall of Fame, como solista y como integrante de The Beatles.

En 2005, uno de sus conciertos fue el primero en transmitirse al espacio, y es autor o coautor de 32 canciones que han alcanzado el número 1 de las listas estadounidenses y de 28 que lo han logrado en el Reino Unido.

Si The Beatles son para la revista musical “Rolling Stone” los artistas más grandes de todos los tiempos, la misma publicación incluye a McCartney en el puesto 11º en su lista de los 100 grandes cantantes.

A Sir Paul McCartney, que siguiendo la estela del guitarrista de The Rolling Stones Keith Richards aparece en la última entrega de “Pirates of the Caribbean”, el mayor reconocimiento por su contribución a la música le llegó hace dos décadas, cuando fue elevado al rango de caballero de la Orden del Imperio Británico, del que ya era miembro, desde 1965, junto a John Lennon, Ringo Starr y George Harrison.

De ascendencia irlandesa e inglesa, Paul McCartney estudió música y arte y, con 14 años, escribió su primera canción, poco después de la temprana muerte de su madre.

Con 15 años, en julio de 1957, conoció a John Lennon, al que impresionó en una de sus actuaciones en una fiesta de la iglesia, y poco después se unió a “The Quarrymen”, la banda de Lennon, a la que más tarde se unirían George Harrison y Stuart Sutcliffe ya como “The Silver Beetles”.

Con la llegada de Pete Best como batería y el nombre definitivo que la banda adoptó en agosto de 1960, The Beatles fueron contratados para una serie de actuaciones en Hamburgo (Alemania).

Después de la traumática separación de The Beatles en 1970, McCartney, que tenía 28 años por entonces, lanzó su carrera en solitario con el álbum homónimo “McCartney”, en el que participó su esposa Linda McCartney, con la que se había casado en marzo de 1969.

En 1971, junto a Linda, Denny Laine y Denny Seiwell, formó la banda Wings, cuyo primer álbum fue “Wild Life”, y que durante su década de existencia tuvo un notable éxito comercial aunque lejos de la repercusión de The Beatles.

Wings publicó siete álbumes y, entre las canciones de esta época de McCartney destaca “Mull of Kintyre”, su tema más exitoso al margen de The Beatles y que se convirtió en el sencillo más vendido de la historia de la música británica al superar los 2.5 millones de copias.

El mismo año de la formación de Wings, nació la segunda hija de Paul y Linda McCartney, la diseñadora de moda Stella McCartney. El cantante y la fotógrafa ya eran padres de Mary, nacida dos años antes, y Heather, hija de Linda adoptada por el músico. En 1977 nacería James.

17 álbumes de estudio, 8 discos en directo, 5 trabajos de música clásica y varias recopilaciones, entre ellas “Pure McCartney”, publicada en 2016, dan cuenta de una prolífica carrera en la que McCartney también ha colaborado con artistas míticos como Stevie Wonder o Michael Jackson. Con o sin derechos de explotación, el sello McCartney es imborrable de los grandes éxitos de los míticos The Beatles, y al músico británico aún le queda cuerda para agrandar su leyenda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus