•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los príncipes Guillermo y Enrique aseguraron en un nuevo documental que piensan todos los días en su madre, la princesa Diana, a 20 años de su inesperada muerte en un trágico accidente de auto en París en 1997.

Los príncipes Guillermo y Enrique, quienes al momento de su sorpresiva muerte tenían 15 y 12 años respectivamente, afirmaron que estaban “en estado de conmoción” los días subsecuentes a la noticia.

Los príncipes no derramaron ni una sola lágrima cuando aparecieron en público unos días después de la muerte
de su madre para agradecer las muestras de afecto en medio de montañas de flores que se apilaron en las afueras del Palacio de Kensington.

Guillermo, duque de Cambridge, explicó que estaban “en estado de conmoción” y cumpliendo su “deber público” de salir y saludar a las multitudes que se dieron cita en el Palacio de Kensington.

“Tenía que haber un equilibrio entre deber y vida privada”, señaló el príncipe Guillermo, de 35 años de edad.

Confesó, sin embargo que el día del funeral cuando los príncipes caminaron detrás del féretro de su madre hacia la Abadía de Westminster “lo único que quería era estar en mi habitación”.

“Estaba caminando detrás del féretro de mi madre, cuando todo lo que quería era estar en mi habitación y llorar”, dijo el príncipe heredero.

Muerte de la princesa Diana: una semana de duelo que hizo tambalear la monarquía

Agregó que se sentía “como si (Diana) estuviera caminando junto a nosotros para ayudarnos”, externó.

¿Diana se venga del príncipe Carlos?

La princesa Diana debilitó a la familia real al revelar en 1992 detalles poco halagadores de la vida de palacio al escritor Andrew Morton, que aseguró a la AFP que estas revelaciones seguían haciendo daño en la actualidad.

El príncipe Carlos y Diana. AFP/ENDEn su libro, de 1992, "Diana, su verdadera historia", Andrew Morton reunía las confidencias que Diana le hizo sobre su matrimonio fallido con el príncipe Carlos, sus intentos de suicidio y su combate contra la bulimia, al tiempo que ofrecía un retrato mordaz de la vida en el seno de la familia real británica.

Este 'best seller' arrojó luz sobre el futuro rey y continúa haciendo planear una sombra de duda sobre la capacidad de Carlos de suceder en el trono a su madre, Isabel II: exactamente lo que pretendía Diana, según Andrew Norton.

"No hay ninguna duda de que en su conversaciones conmigo y, luego, con la televisión, cuando hablaba de que el príncipe no estaba hecho para ser rey, siempre consideraba que el príncipe Guillermo debería tener el papel del futuro rey", confió el biógrafo a la AFP durante una entrevista en su domicilio londinense.

"Hoy, una mayoría de personas preferirían que la corona vaya directamente a la cabeza del príncipe Guillermo. Eso no pasará pero es en parte el sentimiento del pueblo, influido por la vida de Diana", consideró el biógrafo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus