•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A casi un año del viaje inmortal del poeta y lingüista Fernando Silva, el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) entregó una distinción al escritor e historiador Jorge Eduardo Arellano, por ser el ganador del Premio Nacional de Cuento Fernando Silva con el libro “El Pistolero de Panamá”. 

“Recordamos al poeta Silva como un ser humano extraordinario, no podemos olvidar su figura como médico pediatra, intelectual, pintor, narrador, cuentista, novelista, ensayista y lingüista. Este premio honra el legado de Silva, quien es considerado como uno de los más grandes exponentes de nuestros cuentistas nicaragüenses”, mencionó durante el acto de premiación el arquitecto Luis Morales Alonso, codirector del INC. 

El jurado de esta primera edición estuvo integrado por los escritores Carlos Alemán Ocampo, Iván Uriarte y Erick Aguirre, quienes evaluaron alrededor de 120 obras participantes. 

Sobre la obra

La obra, que consta de diez piezas narrativas, fue presentada bajo el seudónimo “Robinson”. El contenido de “El Pistolero de Panamá” se desglosa en cuatro capítulos: “El Pistolero de Panamá”, “De la Guerra contra Walker”, “Retratos de hombres Libres” y “Mitos y espantos”. Mereció tal distinción por abordar una temática histórica en diferentes épocas y al mismo tiempo novedosa, que además recurre a los elementos que caracterizan al wéstern hábilmente aplicados a nuestra realidad nacional y regional, según señalaron los organizadores de la convocatoria.

Durante el acto se dio a conocer que los miembros del jurado por consenso decidieron recomendar la publicación en un volumen de los cuentos correspondientes al premio único, en este caso “El Pistolero de Panamá”; seguido de los relatos que fueron objetos de mención honorífica. 

Los organizadores del concurso se mostraron satisfechos con la participación de los escritores, pues recibieron trabajos de calidad que pusieron en evidencia la existencia de un vivero importante de narradores nicaragüenses que por sus características denotan frescura, juventud y pasión por el oficio narrativo.

En vista de la numerosa cantidad de participantes, los miembros del jurado decidieron también otorgar cuatro menciones honoríficas, las cuales corresponden a los seudónimos “Apollinaire”, del autor José López Vásquez; “Ricardo Berton”, del escritor Reynaldo Díaz Sarria; “Frank Orozco”, cuya plica pertenece a Adalberto Matus Serrano, y “Lizandro Rulfo”, de Guillermo Leonel Tiffer Rodríguez.

En su discurso, el actual presidente de la Academia de Historia y Geografía de Nicaragua, Jorge Eduardo Arellano, refirió que en que en su obra aplicó las características del buen cuento, mismas que define en cuatro letras: SIVA, que para él simboliza la lección que le dio alguna vez el escritor de cuentos Juan Bosch para definir los contenidos del cuento. “La letra S, significa ‘singular’ y alude al tema, que sea interesante, novedoso y digno de contarse; la letra I significa ‘intensidad’, una compenetración de la forma, la escritura y el ritmo, de la palabra precisa; V de ‘verosimilitud’, que sea posible y no inverosímil, y la letra A de ‘atención’, mantener la atención del lector de principio a fin. Estas definiciones son dignas de compartir”, dijo Arellano.

Convocatoria 2018

El Instituto Nicaragüense de Cultura anunció que a partir de hoy está abierta la convocatoria para participar en el Premio Nacional de Cuentos Fernando Silva 2018 y que las inscripciones para presentar sus proyectos estarán abiertas hasta el 6 de enero. Cualquier nicaragüense puede participar en el concurso, aunque no resida en su país, con un máximo de cinco cuentos inéditos, en español, de acuerdo con los parámetros establecidos por el INC. El ganador recibirá un premio en efectivo y la publicación de su obra.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus