•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con Hollywood agitado por las denuncias de conducta sexual inapropiada, los estudios están observando la eliminación de Kevin Spacey de su última película como un audaz, pero arriesgado precedente para lidiar con este escándalo.

Sony y el cineasta Ridley Scott han sido elogiados por haber retirado al actor caído en desgracia de 58 años de “All the money in the world” (Todo el dinero en el mundo), pero, con el lanzamiento a tan solo seis semanas, esa decisión puede resultar costosa.

“Sony puso a las personas antes que a las ganancias en su decisión de retirar a Spacey de una película a solo unas semanas de su lanzamiento”, dijo a Jeetendr Sehdev, un experto en Hollywood y autor de varios best-sellers. “El estudio ha establecido un nuevo estándar para Hollywood, y eso es inspirador”, agregó.

Spacey será reemplazado por Christopher Plummer en el papel del millonario estadounidense J. Paul Getty, en la historia sobre el secuestro en 1973 de su nieto adolescente John Paul Getty III.

Mejor conocido por su papel de 1965 como el Capitán Von Trapp en “The Sound of Music”, Plummer, de 87 años, fue supuestamente la primera opción original de Scott antes de que este fuera presionado para elegir un nombre más célebre.

Una madre de Massachusetts acusó a Spacey esta semana de abusar sexualmente de su hijo de 18 años en la isla vacacional de Nantucket el año pasado. El actor también fue acusado de intentar violar a un niño de 15 años en Nueva York y de avanzar sobre el actor Anthony Rapp décadas atrás, cuando este tenía 14 años. Si bien no es la primera vez que cineastas se han visto obligados a tomar decisiones rápidas de cambios en elencos, un movimiento tan audaz por motivos no creativos en una película terminada no tiene precedentes. TriStar, de Sony, ya retiró el proyecto de la prestigiosa AFI Fest en Los Ángeles, pero el equipo de Scott sigue trabajando para cumplir con el lanzamiento del 22 de diciembre previsto. Muchas celebridades se portan mal, pero al público le resulta especialmente difícil perdonar acusaciones de agresión sexual infantil. Dudo que veamos un regreso de Spacey”, agregó Sehdev, autor de “The Kim Kardashian Principle”.

“Kevin Spacey se ha vuelto tóxico por una buena razón. Las audiencias juzgan a las marcas según la rapidez con que actúan. Si valoras tu reputación, debes alejarte de Spacey de inmediato”, opinó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus