Ary Pantoja
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega acusó a Estados Unidos de financiar a grupos de la sociedad civil a los que llamó "peleles" y a medios de comunicación para "conspirar" en contra de su gobierno.

"Indiscutiblemente que ellos están trabajando por debajo y tenemos clara información (...) de reuniones propicidas por funcionarios de la embajada norteamericana, lógicamente lo hacen en secreto, en privado", dijo Ortega en un discurso la noche del sábado ante partidos de izquierda que asistieron al denominado Foro de Sao Paulo que se realizó en Managua.

"Están dando el financiamiento y las orientaciones, a estos grupos, que son algunos grupos que se (autoadjudican) la representación del pueblo (y de) la sociedad civil (...), le pagan a la gente para que vaya a las marchas, les financian los spots de televisión, les pagan páginas enteras en los periódicos (...). ¿De dónde salen esos recursos? Los pagan los yanquis", dijo Ortega.

Según Ortega, las orientaciones que organismos de inteligencia de Estados Unidos bajan a los "peleles" (marionetas) -como califica a miembros de la sociedad civil y medios de comunicación- están dirigidas a boicotear los Consejos de Poder Ciudadano (CPC) y obstaculizar y desprestigiar el programa Hambre Cero, pero cuanto "más conspiran más al descubierto quedan".

El mandatario afronta una férrea oposición desde el Congreso y la sociedad civil a su denominado proyecto de democracia directa, por medio de la instauración de los CPC, a los que pretende dar participación en la toma de decisiones y planeación de las políticas públicas.

La oposición y grupos de la sociedad civil rechazan estos consejos, que consideran un instrumento de control de la sociedad y porque responden a un modelo de organización adoptado por los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) de Cuba y de los Consejos del Poder Popular (CPP) de Venezuela.

Diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y del disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS) anunciaron que unirán sus votos que suman un total de 50, para derogar la figura de los consejos de la Ley de Organización del Poder Ejecutivo.

También se proponen quitarle al gobierno la administración del programa Hambre Cero, al que el Parlamento le aprobó un presupuesto de 10 millones de dólares y pasarlo a las alcaldías, ante la decisión del gobierno de darle el control del mismo a los CPC, que serían los encargados de identificar a los beneficiarios en los barrios, comarcas y caseríos.

El programa Hambre Cero con el que el gobierno se propone combatir la pobreza, que consiste en la entrega de medios productivos como una vaca gestada, una cerda parida, gallinas ponedoras, semillas e insumos para la siembra, además de crédito y capacitaciónn para su manejo.