•  |
  •  |

El ex presidente y diputado Enrique Bolaños Geyer calificó de “vendetta personal y acto de terrorismo político” el proceso de desaforación iniciado en su contra en la Asamblea Nacional. Al comparecer ante la Comisión Especial legislativa, presidida por el liberal Wilfredo Navarro, Bolaños señaló que la misma acusación judicial en su contra “es una venganza política”.

Aunque no mencionó al presidente honorario del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Bolaños responsabilizó de esa “vendetta política” a Arnoldo Alemán, a quien se refirió como “caudillo”.

Bolaños pidió a los miembros de la comisión legislativa que actúen apegados a la Constitución y las leyes, “con el fin de que le hagan justicia”. “Sin embargo, todo apunta a que el proceso de desaforación es con fines políticos”, expresó.

Cuestiona integración de la comisión
Bolaños cuestionó la misma integración de la Comisión Especial, compuesta por dos diputados del PLC, dos del Frente Sandinista y uno de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN). “El 40 por ciento de esta comisión está integrada por diputados del PLC, y los diputados del PLC ya están comprometidos (con mi desafuero), de acuerdo con el mandato de su Convención Nacional. El PLC es investigador, juez y verdugo”, dijo.

Bolaños pidió a la Junta Directiva del Parlamento la recomposición de la comisión de desafuero, “para remediar la participación de personas que ya tienen un público y manifiesto compromiso de dictaminar este caso por razones políticas y no jurídicas”.

Debe privar lo jurídico
El ex mandatario insistió en que la desaforación debe basarse en aspectos jurídicos y no políticos, de lo contrario, será condenado de antemano por un delito del cual se considera inocente.

Se negó a contestar si renunciaría a su inmunidad de forma voluntaria para enfrentar el proceso judicial que en su contra presentó la Fiscalía General de la República por el presunto delito de tráfico ilegal de inmigrantes, calificándolo de encubridor del ilícito, y como autor del mismo al ex director de Migración y Extranjería, Fausto Carcabelos Molina.

Investigación tardía
Bolaños confirmó el tráfico ilegal de inmigrantes, pero negó su participación en el delito, dejando solo a Carcabelos. Señaló que se enteró del caso del tráfico ilegal de inmigrantes el nueve de agosto de 2006 y que por ello ordenó a la Policía Nacional una investigación, pero hasta el 26 de septiembre del mismo año.

El ex mandatario se defendió argumentando que no puede ser encubridor de un delito del cual no tuvo ningún beneficio, condición que debe privar conforme al Código Penal para constituirse como tal.

“Caudillo” responde
“¿Qué hacía con los 40 mil cien dólares que le entregaba cuando era vicepresidente?”, preguntó Arnoldo Alemán a Enrique Bolaños, queriéndose defender de los cuestionamientos de Bolaños, a quien Alemán también le encaró los sobresueldos que le dio a sus funcionarios en la Vicepresidencia y las ayudas a su esposa, Lita T. de Bolaños, y a su sobrina, Mary Bolaños.

Arnoldo Alemán se rió de las declaraciones de Bolaños y preguntó: “¿El ingeniero Bolaños dice eso?”. Luego recordó los miles de dólares que le daba a sus funcionarios en sobresueldos, que Bolaños llamaría después “estipendios”, según dijo.

(Con la colaboración Matilde Córdoba)