Rita Farrell
  •  |
  •  |
  • AFP

El recalentamiento climático ya sumergió al planeta en una crisis, y el sector energético busca ocultar su extensión al público, estimó el principal especialista en clima de la Nasa, James Hansen.

"Las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera ya alcanzaron un nivel peligroso" de 385 partículas por millón, lo que representa un "punto crítico", explicó a la AFP Hansen, quien, a sus 67 años de edad, dirige el Instituto Goddard de estudios espaciales de la Nasa en Nueva York.

"Pero existen medios para solventar el problema" de los gases de efecto invernadero, afirmó el científico, quien llama en un artículo publicado el lunes por la revista Science a clausurar desde ahora hasta el 2030 todas las centrales que funcionan a carbón y a gravar las emisiones.

Insta igualmente a prohibir la construcción de nuevas centrales si no cuentan con un sistema para capturar sus emisiones de dióxido de carbono.

El principal obstáculo para rescatar el planeta no es de orden tecnológico, afirmó James Hansen, nombrado en 2006 entre las 100 personas más influyentes del mundo por la revista estadounidense Time.

"El problema es que el 90% de la energía se produce de recursos fósiles. Y es un negocio enorme que ha infiltrado nuestro gobierno", apuntó.

"Me ha quedado claro en el curso de los últimos años que tanto el poder ejecutivo como el legislativo han estado fuertemente influenciados por los intereses específicos" del sector de las energías fósiles, subrayó.

"La industria induce al error al público y a los responsables políticos sobre las causas del cambio climático. De la misma manera en que lo hacen los fabricantes de cigarrillos: saben que fumar provoca cáncer, pero han reclutado científicos para afirmar los contrario", añadió.

Bajo estas condiciones, "nuestra mejor oportunidad es el poder judicial", estimó el científico de la agencia espacial estadounidense.

Durante una audiencia en el Congreso, Hansen denunció las interferencias que impiden que las informaciones científicas alcancen al público luego de llegar al gobierno del presidente George W. Bush.

Los responsables de relaciones públicas del gobierno, explicó en ese momento, filtran los hechos científicos para reducir en las personas la idea de que el cambio climático y las emisiones humanas de gases de efecto invernadero están ligados.

Hansen justifica su incursión en el campo político al afirmar que "en este caso llegamos a una crisis".

Los responsables políticos, que deberían estar al corriente, "ignoran el estado actual del problema, su gravedad y sobre todo su urgencia", agregó Hansen, interrogado por la AFP en Wilmington (Delaware, este), donde recibió el "Common Wealth Award".

El premio, dotado de 50.000 dólares y creado hace 29 años por Ralph Hayes, ex director de Coca Cola y del Banco de Delaware, fue entregado en el pasado a personalidades como el ex secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger, el oceanógrafo francés Jacques-Yves Cousteau y el escritor colombiano Gabriel García Márquez.