•   Londres  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El debut del hondureño Bayron Molina en el boxeo de los Juegos Olímpicos de Londres-2012 duró menos de tres minutos al perder por nocáut técnico su combate de los pesos mosca con el indio Singh Laishram, quien selló su pasaje a octavos de final.

El hondureño, de sólo 18 años y poca experiencia internacional, había llegado a estos Juegos por una invitación de la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA).

Molina, que no quiso hablar con la prensa en zona mixta al terminar el combate, fue superado desde el campanazo inicial por un hombre que fue cuartofinalista en el pasado Mundial de Baku-2011, y acá pinta con posibilidades de entrar en medallas.

"No quiere hablar. Está muy triste. Tenía muchas ilusiones el chico y le cuesta trabajo asimilar lo que pasó", dijo el entrenador nicaragüense Javier Medina sobre el 'catracho' Molina.

Medina explicó que como el hondureño no tenía quien le preparara para ésta pelea, él le ofreció sus servicios voluntariamente para entrenarlo la víspera del combate y subirlo al cuadrilátero.

"Somos hermanos centroamericanos y tenemos que ayudarnos, pero el muchachito estaba tan nervioso que ni desayunó. Creo que el árbitro hizo bien en parar la pelea, para que no recibiera castigo innecesario", afirmó Medina, entrenador del peso mediano Osmar Bravo, quien debutó el lunes con victoria.