•   Londres  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Varias líneas de transporte que llegan al Parque Olímpico sufrieron percances este martes debido a una alerta de incendio y a una amenaza de suicido, lo que reavivó los temores de trastornos importantes en la sobrecargada red de transporte público de Londres.

El "Javelin", la lanzadera que une a alta velocidad la estación de Saint Pancras International al Parque Olímpico de Stratford, en el este de Londres, estuvo suspendida durante casi dos horas.

Según la policía de Transportes, un hombre amenazaba con tirarse a la vía cerca de Dagenham, en el este de la capital. Tras negociar con él, el hombre fue finalmente detenido "hacia las 2:30 PM -hora local-", dijo un portavoz.

Pronto por la mañana, el tráfico de una de las principales líneas de metro que une el centro de la capital con el recinto olímpico, la Central Line, fue interrumpido durante varias horas, después de que un conductor detectara humo, informó un portavoz de Transport for London (TfL), el organismo público que gestiona el transporte en la capital británica.

Aunque se trató de una falsa alarma, una parte de la línea permaneció cortada durante varias horas en dirección a Stratford y el resto estuvo perturbada.

La red de transportes de Londres espera tres millones de pasajeros adicionales en los días de mayor asistencia a los Juegos, lo que supone un incremento notable respecto a los 12 millones habituales.

Sin embargo, el tan temido caos generalizado no se materializó en los días iniciales de competición. El lunes, primer día laborable desde la inauguración de los Juegos Olímpicos no hubo incidentes importantes.

Según TfL, el metro de Londres registró un aumento de usuarios de un 4%, mientras que los de las carreteras bajaron un 20%.

Los responsables de los transportes londinenses, que instan desde hace meses a los ciudadanos a desplazarse a pie, en bicicleta o a recurrir más al teletrabajo, advirtieron que la jornada del martes sería particularmente complicada debido al número de competiciones previstas y por tanto de público.

"Nuestros consejos para los usuarios de la red de transporte siguen siendo que planifiquen bien sus trayectos, eviten las zonas más frecuentadas y prevean tiempo para sus desplazamientos", declaró Peter Hendy, responsable de los transportes de Londres.