•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos récords del mundo, los dos en los 200 braza, el masculino a cargo del húngaro Daniel Gyurta y el femenino de la estadounidense Rebecca Soni, y tres olímpicos: en el relevo 4x200 libre a cargo de los Estados Unidos, en los 200 mariposa por la china Lyuyang Jiao y en los 100 libre por la holandesa Ranomi Kromowidjojo, es el balance en la jornada de natación.

Gyurta batió el récord del mundo de los 200 braza al imponerse en la final de esta distancia con un tiempo de 2:07.28.

El anterior mejor registro estaba en poder del australiano Christian Sprenger desde los Mundiales de Roma 2009, cuando se usaban bañadores fabricados con plástico en 2:07.31.

Este era, a primera hora de la sesión, el cuarto récord del mundo que caía en cinco días de competición olímpica tras el de la china Shiwen Ye en los 400 estilos, el de la estadounidense Dana Vollmer en los 100 mariposa y el del surafricano Cameron van der Burgh en los 100 braza.

En la final de braza de ayer, el japonés Kosuke Kitajima, que ha dominado este estilo en las dos últimas citas olímpicas con cuatro oros consecutivos en los 100 y los 200 metros en Atenas 2004 y Pekín 2008, perdió la posibilidad de convertirse en el primer atleta en lograr tres oros seguidos en una prueba individual en tres Juegos, al finalizar cuarto con crono de 2:08.35.

Rebecca Soni batió el récord del mundo de los 200 metros braza en las semifinales de esta distancia con un tiempo de 2:20.00. El anterior mejor registro estaba en poder de la canadiense Annamay Pierse con un crono de 2:20.21 desde los Mundiales de Roma de 2009.

Por su parte, la holandesa Ranomi Kromowidjojo batió el récord olímpico en las semifinales de los 100 metros libre con 53.05. El anterior mejor registro estaba en poder de la alemana Britta Steffen con 53.12 desde Pekín 2008.

La china Lyuyang batió el segundo récord olímpico de la tarde con 2:04.06 para rebajar el 2:04.18 de su compatriota Zige Liu en la capital de su país hace cuatro años.

El cuarteto de los Estados Unidos, formado por Missy Franklin, Dana Vollmer, Shannon Vreeland y Allison Schmitt, estableció una nueva marca olímpica en los 4x200 libre con 7.42.92, cuando la anterior estaba en poder de Australia en 7:44.31 desde Pekín 2008.