•   Londres  |
  •  |
  •  |

El estadounidense Michael Phelps pasó el jueves a semifinales de los 100 metros mariposa de los Juegos, al igual que su víctima de la final de Pekín-2008, el serbio Milorad Cavic, y su verdugo de los 200m de la misma especialidad en Londres-2012, el sudafricano Chad le Clos.

Con estos antecedentes, la prueba de 100m mariposa se presenta como una gran oportunidad de tomar revancha entre estos tres nadadores, que aún deben ganarse el jueves por la noche un billete para la final del viernes.

En las series disputadas por la mañana, Le Clos se impuso con un tiempo de 51 segundos 54 centésimas, delante de Phelps (51.72), mientras que Cavic se situó quinto al registrar 51.90.

La historia dice que Phelps ganó los 100m mariposa de Pekín-2008 en una muy recordada final en la que superó a Cavic por una centésima de segundo tras correr desde atrás y tocar la pared con más fuerza que el serbio, que nunca digirió la increíble derrota.

Aquella fue la séptima de las ocho medallas de oro ganadas en Pekín por Phelps, convertido el martes en Londres en el atleta con más preseas en la historia de los Juegos Olímpicos, al alcanzar 19 y superar el récord de la gimnasta soviética Larisa Latynina de 18 preseas entre 1956 y 1964.

En esa misma reciente noche en que batió el récord de Latynina, Phelps sufrió una amarga derrota en su prueba favorita, los 200m mariposa, a manos del sudafricano Le Clos, que le robó el título en los últimos metros de otra final apasionante.

Phelps había dominado los 200m mariposa a nivel internacional durante más de diez años y era doble campeón olímpico, pero Le Clos no se apiadó de su héroe y le impidió ser el primer nadador en ganar la misma prueba en tres Juegos sucesivos.

Ahora, los tres protagonistas de esta novela de victimarios y víctimas vuelven a verse las caras.

"Sólo pensé en venir y tener una mañana sólida. Vi un par de nadadores por debajo de los 52 segundos, con lo cual no había mucho tiempo para pensar en descansar", afirmó el jueves Phelps, de 27 años y oriundo de Baltimore (este).

"Tuvimos varias carreras cerradas tiempo atrás", recordó en referencia a sus duelos con Cavic, agregando que había disfrutado esta última eliminatoria olímpica en la que ha competido.

Michael Phelps ha ganado hasta ahora tres medallas en Londres-2012, una de oro con el relevo estadounidense 4x200 libres y dos de plata, en los 200m mariposa y en otro relevo, el 4x100 libres disputado el pasado domingo.

De su lado, y cuatro años después de Pekín, Milorad Cavic tiene sed de venganza y así lo hizo saber, explicando que en las series había hecho "lo necesario" para clasificar y que estaba en Londres para ganar la "última carrera".

"Es para eso que estoy aquí. Venimos para la última carrera. Estoy tratando de no esforzarme y hacer lo mínimo indispensable para poder estar en la final", señaló el serbio de 28 años nacido en Estados Unidos.

En cuanto al sudafricano Le Clos, se mostró muy prudente sobre sus posibilidades de poder vencer nuevamente a Phelps.

"No creo poder hacerlo. Es una distancia muy corta para mí, creo. Voy a tratar de nadar rápido para meterme en la final. Ese sería mi objetivo, estar en la final", indicó.