•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Gabrielle Douglas renovó cuatro años más la alianza dorada que la gimnasia estadounidense mantiene con el concurso completo de los Juegos Olímpicos al imponerse en la final de Londres y heredar así la corona que llevaron sus compatriotas Nastia Liukin en 2008 y Carly Patterson en 2004.

Douglas, de 16 años, dominó la competición del primer aparato al último y se impuso con una puntuación de 62,232, sin dejarse intimidar por la persecución a escasa distancia de la rusa Victoria Komova, plata con 61,973.

Se llevó el bronce otra rusa, Aliya Mustafina, con la misma puntuación que la estadounidense Alexandra Raisman (59,566), aunque esta quedó fuera del podio, según las reglas de desempate de la Federación Internacional.

Es la primera vez que un mismo país enlaza tres oros en el concurso completo desde que la Unión Soviética lo hizo en el periodo 1952-1960 (Maria Gorojovskaya y dos veces Larissa Latinina).

Además, es el cuarto oro de Estados Unidos en esta prueba, serie que empezó en 1984 con Mary Lou Retton. También es el segundo de la gimnasia de este país en Londres 2012, después del que ganó en la competición femenina por equipos.

Douglas abrió su concurso con el mejor salto que se vio en el North Greenwich Arena londinense, puntuado con 15,966. Cedió algo de terreno en las asimétricas (15,733), tras una suelta que le quedó ligeramente ladeada, pero estuvo espléndida en la barra de equilibrios, con un ejercicio de máxima dificultad (6,500, por 6,400 de Komova) que remató con una salida perfecta. La nota de 15,500 la colocaba a un paso del oro.

Consciente de que le bastaba con no fallar, no arriesgó nada en suelo. Ni se acercó a las esquinas en las diagonales, que concluyó un metro dentro de los límites del tapiz, pero el 15,033 (cuarta nota en este aparato) le bastó para certificar el triunfo.