•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Utilizando una mezcla difícil de lograr como lo es brindar un show espacial solo posible en la Isla de la Fantasía y hacer estragos con una capacidad de destrucción que hubiera obligado al propio Atila a salir huyendo, los “monstruos” de la NBA aplastaron 156-73 al equipo de Nigeria, una ventaja de 83 puntos, fuera de la más fértil imaginación.

La tropa de LeBron, Kobe y Durant, con Carmelo Antony, Westbrook, Deron Williams, Kevin Love, y el resto de la “caballería”, marcó la cifra insólita de 49 puntos en el primer cuarto, un ritmo imposible de casi 200, y continuaron edificando la más grande paliza registrada, con 27 triples, 10 de ellos de Antony en 12 intentos. Pero lo más asombroso, fue ver cómo tuvieron tiempo para las ejecuciones sin límite de espectacularidad, las combinaciones deslumbrantes y las proyecciones “turbo”.

Fue algo sencillamente fenomenal. El chavalo Antony Davis, futura maravilla, va a jactarse “yo estuve ahí”. Y pensar que Rose, Howard y Griffin, los que se quedaron lesionados, asegurarían la plata con un par de jugadores de cualquier otro equipo, no necesariamente Gasol e Ibaka, o el sudanés Lou Deng de los Bulls, que nacionalizado, juega para Gran Bretaña.

Precisamente, el equipo del Reino Unido estuvo a punto de derrotar a España, que cuenta con cinco NBA, pero un triple de José Manuel Calderón, de los Raptors, en el último grito del drama, hizo posible la angustiosa victoria 79-78, inutilizando el vibrante repunte británico, en tanto Rusia, en otro cierre de alarido, derrotó 75-74 a Brasil, mostrando su pretensión como medallista.

El equipo estadounidense no ha necesitado de una disciplina táctica al poder jugar suelto, con aquella inclinación hacia lo acrobático que caracterizó a los famosos Trotamundos de Harlem. En ciertos momentos, puede observarse el interés por el show encima del funcionamiento colectivo.

El récord de puntos lo tenía Brasil con 138 contra Egipto en Seúl 88, mientras el “Dream Team” de Jordan, Bird y Magic registró 127 como su cifra cumbre, detrás de la tropa del 96 en Atlanta, con Shaquille, Barkley, Miller, Malone, Pippen, Robinson y Stockton, la mayoría heredados del 92, que marcó 133 en otro alarde.