•   Londres  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Corea del Sur, encabezada por su campeón del mundo en 2010 Won Woo-young, consiguió su primera medalla de oro olímpica en esgrima por equipos en la categoría de sable masculino, este viernes en los Juegos Olímpicos de Londres.

Corea batió en la final a Rumanía por 45 toques a 26, logrando su quinta medalla en esgrima en esta cita olímpica, la segunda de oro después de la que consiguió Kim Ji-yeon en sable femenino el miércoles.

Rumanía se confió al pensar que había pasado lo más duro tras eliminar en semifinales a Rusia (45-43), dos veces campeones del mundo, que la había privado del título europeo en junio.

"El duelo contra los rusos fue muy difícil. Me alegra que pudiéramos ganar ese duelo porque el entrenador ruso es uno de los mejores del mundo y ha ganado muchas medallas", dijo Mihai Covaliu, entrenador de los rumanos.

Pero en la final, el equipo rumano entró con mal pie y nunca encontraron soluciones ante una Corea desenvuelta.

Estaba 16 puntos por detrás cuando Won Woo-young regresó a la pista para dar la estocada a Rares Dumitrescu.

"Sentí que volaba, como en un sueño, pero no lo era", declaró el hombre que conoció la gloria mundial bajo el techo de cristal del Grand Palais de París.

"Hace dos años logré el oro en individual, esta vez el oro por equipos ¡Es cuatro veces mejor!", señaló el espadachín, que subió al podio junto con sus compañeros Kim JungHwan, Gu Bongil y Oh Eunseok.

"Algunos pueden haber pensado que no lo lograríamos, pero teníamos confianza en nosotros mismos. Nos centramos en los individuales y no ganamos, así que nos recentramos en la competición por equipos", dijo Gu Bongil.

Rusia ni siquiera fue capaz de alcanzar el podio tras perder por la medalla de bronce con Italia (45-40), después de un final muy animado.

"Los Juegos Olímpicos son más imprevisibles que otros campeonatos. Mira Corea del Sur y Rumanía, yo no hubiera apostado por ellos", señaló el ruso Alexey Yakimenko, tres veces campeón de Europa.

La medalla de bronce permite que el italiano Aldo Montano, campeón olímpico en Atenas-2004, se cuelgue otra presea a los 33 años, después de haber logrado por equipos la plata en Grecia hace ocho años y el bronce en Pekín-2008.