•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fue un partido extraño con un final conocido. Las fieras de la NBA amagaron despegarse drásticamente, pero no lograron hacerlo cerrando 56-42 la primera mitad contra Australia, en busca del boleto para semifinales. Obviamente, nadie dudaba, pero “los canguros” asombraron con una arremetida 11-0, estrechando las cifras por solo tres puntos 56-53. Hey, ¿qué es lo que está pasando? Se preguntaba la multitud, tratando de encontrarle una explicación a lo imprevisto.

Fue entonces que un triple de Kevin Durant, el superastro de 23 años que juega para Oklahoma, funcionó como despertador. De inmediato, Kobe pisó el acelerador, y con dos triples y un doble, estableció una diferencia que fue agigantada durante un final de juego huracanado. La ventaja de 33 puntos (119-86), no grafica lo complicado que por momentos fue el partido.

Ahora, Estados Unidos se enfrentará en semifinales con Argentina, brillante vencedora de Brasil por 82-77 en un juego muy agresivo, con Argentina aventajando 46-40 al momento del descanso, continuando el canasteo pese al cierre de defensas, con Brasil imponiéndose 23-18 en el último cuarto, pero quedándose corto en su repunte.

En la otra semifinal del viernes, España, que supo sujetar a la incómoda Francia doblegándola en un duelo esencialmente defensivo por 66-59, se verá las caras con Rusia, equipo que superó a la difícil Lituania 83-74, sobreviviendo a una arremetida de última hora.

España, apoyándose en figuras de la NBA como los hermanos Gasol, Ibaka y Caderón, intenta convertir en algo real, el sueño de protagonizar la final olímpica con Estados Unidos, equipo que ha dosificado su esfuerzo, apurándose solo cuando las circunstancias lo exigen. Frente a Francia, el equipo español lució firme en la defensa, y logró reducir a solo seis puntos al rival en el último cuarto, garantizando con 15, esa ventaja de siete que provocó el estallido de júbilo.

Sin embargo, ojo con Rusia. Lo que mostró contra Lituania, indica que 40 años después de Munich y la historia de los tres segundos más largos de la historia, puede volver a fajarse con Estados Unidos en una final.

 

dplay@ibw.com.ni