•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Allyson Felix no iba a tener otra oportunidad olímpica de ganar el oro en su prueba reina, los 200 metros lisos. Así que para ella, la final de ayer en Londres después de conformarse con la plata en Atenas 2004 y Beijing 2008, era algo de ahora o nunca. Ese traspiés sufrido el año pasado en el Mundial de Daegu, reducida al bronce después de haber capturado tres medallas de oro consecutivas en la distancia en esos eventos, la había golpeado severamente, pero no carcomió su carácter, ni limó

su persistencia.

La velocista corrió los 100 metros hace unos días, como una preparación para los 200. Esa era su obsesión, y su tiempo de 10.89 en la final del hectómetro, fuera de las medallas, tuvo su utilidad como parte de la planificación para los 200. De inmediato, entró en los cálculos obligados para lo que sería su último intento.

Ayer, ahí estaba Allyson, de Estados Unidos, la gacela de 27 años que fue Campeona Mundial juvenil, en uno de los blocks de salida centrales, persiguiendo un resurgimiento de ribetes espectaculares, retando a la jamaicana Shelly Ann Fraser, ganadora del oro en los 100, y también a su compatriota Carmelita Jeter, quien obtuvo la plata. Agreguen la presencia de otra amenaza, Sanya Richards. Suficiente estímulo, y el escenario preparado para una

gran carrera.

Y Allyson lo logró. Tanto en la salida como en su proyección y cierre, fue autoritaria, casi perfecta, y no dejó la menor duda con un tiempo de 21.88 segundos, dejando intacto el récord mundial de 21.34 establecido por la desaparecida Florence Griffith en Seúl 88. La plata fue para Ann Fraser y el bronce quedó en el bolsillo de Jeter.

Mientras tanto, estirando sus músculos para la final de 200 masculino hoy, el fenomenal Usain Bolt ganaba su serie semifinal casi trotando, con una idea fija metida entre ceja y ceja: atacar su increíble marca mundial de 19.19 segundos establecida en el Mundial de Berlín 2009, que hizo parecer borroso a Michael Johnson, con su 19.32 en Atlanta 1996.

Lo que se considera más viable, es que Bolt tumbe el récord olímpico de 19.30 que impuso en Beijing, pero después del estudio realizado sobre cómo maneja su avance en los 100, la posibilidad de volverlo a ver provocar asombro, está abierta.

 

dplay@ibw.com.ni

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus