•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Ya viene, ya viene el cortejo”, ya se oyen las bombas explotando en el cielo, los versos conquistando una ciudad y un difunto camino al entierro, seguido por un pueblo que celebra verlo muerto.

“Bienvenidos poetas del Mundo”, se leía en el cartel blanco con letras azules que encabezaba la marcha, seguido por una banda filarmónica, que con la armonía entre bombos, platillos y trompetas ponía a bailar a quienes se dejaban contagiar por el ritmo.

Detrás de los músicos iba el coche fúnebre, confeccionado con madera preciosa, diseñado con ventanas de cristal y halado por dos caballos, dentro de él un ataúd donde yacían el machismo y la violencia contra la mujer, cuyo entierro era el lema del carnaval poético del X Festival Internacional de Poesía de Granada (FIPG), dedicado a homenajear a Rubén Darío, el Príncipe de las Letras Castellanas.

El orden seguido en medio del jolgorio llamó particularmente la atención, pues en cada esquina la música y la danza se detenían para que los poetas invitados subieran al poeta móvil, una tarima ambulante cubierta de flores, a leer su poesía.

Vivas a Darío

Detrás del poeta móvil, en un solo bloque, cerrando filas desde los versos, los poetas invitados provenientes de los cinco continentes desfilaron y al unísono gritaban vivas a Rubén Darío, a la poesía y a la libertad de la mujer.

Asimismo, desde un coche tradicional granadino, Francisco de Asís Fernández, presidente del Festival Internacional de Poesía, junto a las invitadas especiales de esta edición: Bianca Jagger, Rita Dove y Juana Castro, saludó al pueblo que lo ovacionó la noche anterior durante la inauguración del evento.

Diez comparsas

Sin dudas, el carnaval es uno de los eventos más esperados de este festival, porque se convierte en un derroche de cultura, pues a la par de la música, las bombas y los versos, también se reúnen algunas de las principales manifestaciones folclóricas del país.

Este miércoles las calles de Granada fueron invadidas por alrededor de diez comparsas, las que impregnaron de colorido y de movimiento el recorrido que se extendió a lo largo de tres horas por las principales calles de la ciudad.

La comparsa de San Roque con sus integrantes bailando alrededor de la imagen del santo, el grupo de la Costa Caribe con su tradicional danza garífuna, los Chinegros de Nandaime, las bailarinas del Mestizaje con sus plumajes de colores, y los principales personajes de los cuentos de espantos estaban presentes en el carnaval.

Demandan justicia

En el carnaval poético celebrado ayer en Granada, los grupos feministas aprovecharon el lema de este para demandar justicia para las mujeres. “Si una mujer dice no, es no”, “Para las mujeres justicia, para los violadores cárcel”, fueron algunos de los lemas que pregonaron en todas las calles y que fueron aplaudidos por el pueblo congregado en las aceras para disfrutar del espectáculo.

Finalmente, el cortejo llegó a su destino: las costas del lago Cocibolca, donde no se enterró el machismo ni la violencia contra la mujer, sino que se les ahogó en medio de la algarabía de los presentes.