•   Washintong, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con un baldazo de agua helada, una donación y un video casero, Bill Gates, Charlie Sheen, Jennifer López, Neymar y muchas otras celebridades se están divirtiendo desde hace semanas por una buena causa: la lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica.

Decenas de miles de personas, famosos o no, han respondido desde julio al "desafío del balde de agua helada", que se ha hecho frenéticamente viral en las redes sociales con la etiqueta #IceBucketChallenge: consiste en vertirse encima un balde de agua helada y desafiar a otra persona a hecer lo mismo o de lo contrario donar 100 dólares. O las dos cosas.

Este desafío es la última hazaña lograda en internet en nombre de una buena causa. Fue ideado con la intención de crear conciencia y recaudar fondos para la lucha contra el mal de Lou Gehrig o esclerosis lateral amiotrófica (ELA, conocida en inglés como ALS), en una brillante medida publicitaria de la estadounidense ALS Association.

Una enorme cantidad de celebridades del mundo se han prestado a mojarse y retar a otros: Lady Gaga, Britney Spears, Justin Timberlake, Taylor Swift, James Franco, Ben Affleck, Lena Dunham, Oprah Winfrey, Robert Downey Jr, Jennifer Lopez, Demi Lovato y Bon Jovi, entre otros.

También han participado numerosos políticos --el presidente estadounidense, Barack Obama, declinó el desafío y decidió hacer solamente la donación-- y estrellas del deporte, como el basquetbolista estadounidense LeBron James y los futbolistas Cristiano Ronaldo de Portugal y Neymar de Brasil. Este último desafió a su vez al colombiano Camilo Zúñiga, que le fracturó una vértebra en el partido de cuartos de final del Mundial.

Pero el lunes el polémico actor Charlie Sheen le dio una vuelta de tuerca al juego cuando se volcó encima, en lugar de agua helada, un balde con 10.000 dólares en efectivo que serían donados a la ALS Association. Luego retó a hacer lo mismo a su archienemigo Chuck Lorre, el productor de la serie "Dos hombres y medio", de la que fue despedido en 2011.

Sheen también nominó a su entonces colega de reparto Jon Cryer y a Ashton Kutcher, el ex de Demi Moore que ocupó su lugar en la comedia.

Otra respuesta muy original al desafío fue la de Bill Gates, fundador de Microsoft: construyó un complejo sistema de correas y poleas para volcarse el balde de agua tirando de una cuerda y con toda exactitud.

Casi 30 millones de dólares en menos de un mes

El juego es divertido, requiere poco material y una donación relativamente modesta (a menos que uno sea retado por Charlie Sheen), por lo que no extraña que se haya propagado a una velocidad extraordinaria en las redes sociales.

El #IceBucketChallenge ha sumado más de 4,2 millones de tuits desde el 29 de julio, con un récord de 1.887 tuits por minuto el lunes, dijo un portavoz de Twitter a la AFP.

De acuerdo a Facebook, entre el 1 de junio y el 17 de agosto se han colgado en esa red social más de 2,4 millones de videos de gente echándose agua fría.

La ALS Association agradeció "la increíble afluencia de apoyos" el martes, cuando la organización contabilizaba una recaudación de 22,9 millones de dólares en menos de un mes (contra 1,9 millones en el mismo período, del 29 de julio al 19 de agosto).

"Tenemos que tomar decisiones estratégicas respecto a cómo usaremos estos fondos, para que la gente que recuerde este acontecimiento dentro de diez o veinte años vea el 'Desafío del balde de agua helada' como un momento clave en la investigación del ELA", dijo la presidenta de la ALS Association, Barbara Newhouse.

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad neurodegenerativa que mata las neuronas motrices y a la larga provoca la paralización del paciente.

Según la ALS Association, tiene una incidencia de 2 cada 100.000 personas, quienes luego de ser diagnosticadas tienen una expectativa de vida de 2 a 5 años a partir del diagnóstico.