•   Sídney, Australia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En Australia se han vendido en las últimas horas los primeros iPhone 6. Largas colas se habían formado frente a la tienda de Apple y en el lugar también habían muchas cámaras de televisión, que querían captar una primera impresión de los compradores.

En la ciudad de Perth, Jack Cooksey, que salía de la tienda con su nuevo iPhone, abrió la caja ante las cámaras. Diez segundos después la caja con todo su valioso contenido estaba en el suelo, provocando las burlas y las risas de los asistentes.

El joven era la primera persona de la ciudad australiana en conseguir el nuevo iPhone, y por tanto era la estrella del momento para los medios locales, que querían entrevistarle, pero la emoción pudo con él. Jack aplicó más fuerza de la deseada y todo el país contempló en vivo y en directo como el nuevo iPhone 6 del valor de unos 700 euros salió volando de la caja para acabar estrellándose contra el suelo.