•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

"Nicaragua puede que sea el mejor país del grupo (Centroamérica). Es tropical, con historia rica y cultura latina exótica que despierta tu lado picante al llegar", asegura un artículo del Huffington Post.

La nota presenta las 13 razones por las que hay que ir a Nicaragua antes que el resto lo descubra.

 

Con estos puntos describe este medio a Nicaragua:

 

Tiene una de las ciudades más antigua en América. Fundada en 1500s por los conquistadores españoles, Granada es una caja de tesoros con encanto a los pies de un volcán. Visitarla es un viaje de regreso en el tiempo a calles llenas de gente y con iglesias, casas y tiendas de estilo colonial.

 

Cada pueblo tranquilo es histórico. Como lo pone Lonely Planet: "Mucha gente se enamora de Granada, pero la mayoría deja su corazón en León". Está ciudad colonial que deja suspiros tiene galerías de arte, iglesias antiguas, graffitis políticos y un escenario ascendente de cafés.

 

Este país es naturaleza, ininterrumpida. Casi un quinto de la masa de tierra de Nicaraguas es protegida en parques nacionales o reservas naturales. Eso significan más volcanes, bosques nubosos, valles, playas e islas para explorar sin contacto humano.

 

Hay muchos volcanes para escalar. Especialmente maravilloso es el volcán Concepción, que todavía está activo. Visita los otros también.

 

Aquí, deslizarse en volcanes es un deporte. (El artículo considera este punto por el boarding en el Cerro Negro).

 

Es prácticamente la capital de aventura del universo. Si no estás escalando un volcán o haciendo trekking en un bosque nubosos, estás definitivamente metido en el Cañón de Somoto, que se mantuvo sin descubrir hasta 2004.

 

Hay islas de piratas reales. Las Corn Islands fueron un puente de escondite para piratas en el siglo 17. En estos días, son islas maravillosas con cabañas baratas en la playa de las cuales nadie habla.

 

Y algunas islas tiene historias más curiosas aún. Las islas Solentiname, un grupo de islas en lago más grande de Centroamérica, tienen su propio estilo de arte llamado primitivismo, gracias a un sacerdote que entrenó a los nativos en pintura en los 60. ¿Intrigado? Vení y conocelo.

 

La comida sabe tan bien como se ve. Comida del mar fresca, bananas y arroz es lo común, y puedes pasar días chequeando los coloridos mercados locales.

 

Aquí el café es sutil y dulce. Un grano con sabor a fruta crece bajo la sombra de los árboles exóticos en las fincas de café en Nicaragua, muchas de las cuales son pequeñas y manejadas por una familia. Aprenderás que los motiva y podrás probar muchos sabores en un tour.

 

Es una gran fiesta en la playa. San Juan del Sur, un pueblo en lado del Pacífico del país, ofrece pesca, surf, yoga y muchos bares en la playa.

 

Serás el único humano en algunas de estas playas. Los Cayos Perlas son uno de los puntos más importantes de alimentación de las tortugas verdes en el mundo. En esta agua transparente y azul también encuentras nutrias, delfines y langostas.

 

Puedes alejarte, pero de una forma lujosa. Gracias a los suertudos viajeros que han conocido el encanto de Nicaragua, hay varios retiros tropicales de buena calidad. Pero están en puntos remotos para que puedas desconectarte.