elnuevodiario.com.ni
  •   San Petersburgo, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una pensionada rusa de 81 años murió en una comisaría tras ser acusada de haber robado mantequilla en un supermercado, informó este miércoles la policía.

La mujer murió tras haberse quejado de sentir dolor mientras estaba retenida en una comisaría en Kronstadt, un puerto cercano a San Petersburgo, tras haber sido acusada de robo, informó la policial regional en un comunicado.

Según varios medios locales, la mujer estaba acusada de robar tres pastillas de mantequilla en un supermercado.

Los jubilados rusos que reciben una asignación básica del Estado tiene dificultades para llegar a final de mes, pese a que durante el gobierno de Vladimir Putin las pensiones han subido.