•  |
  •  |

El Centro Nicaragüense de Escritores se suma al sentimiento de vacío que deja la invaluable pérdida del gran maestro, destacado estudioso de la técnica muralista de Diego de Rivera, nuestro artista plástico César Caracas.


Miami, ciudad del sol, acogió su prolífica obra maestra, que irradia su inmenso amor por la patria. Plasmó su afán en lo cotidiano, en el descarnado testimonio de nuestras raíces, en las vivencias de su pueblo, con lenguaje artístico, popular, de fuertes colores, como nuestra fauna, flora, tiangues, nuestro mestizaje; expresión de la añoranza por su país, reafirmando en cada pincelada su origen, como para nunca olvidarlo.


Reciban sus familiares y amigos nuestro afecto y solidaridad ante esta irreparable pérdida, ejemplo y gloria para el pueblo nicaragüense.
Managua, a los trece días del mes de marzo del dos mil once.

Carol Bendaña
Relaciones Públicas