•  |
  •  |

Esta semana hablaremos de la onicomicosis u hongo en las uñas, definida por la dermatóloga Raquel Rodríguez como la infección causada por microorganismos oportunistas “como lo son los hongos”, específicamente por dermatofitos, los que según su adaptación pueden ser: Geófilos (de la tierra), zoófilos (de los animales) y antropófilos (del hombre), todos patógenos para el ser humano.

En cuanto a cómo podemos adquir la infección, la doctora dice que puede ser a partir del ambiente, de animales o personas enfermas con hongos, “así que tiene que haber una exposición a la fuente de contagio, predisposición genética y factores que favorezcan la infección, como humedad, calor, diabetes, uso prolongado de corticoides, calzado cerrado, mala higiene o costumbres de no secarse adecuadamente los pies”.

Según explicó la doctora, “los hongos dermatofitos sólo afectan estructuras del cuerpo que contienen queratina (proteína cuya función es protectora). En las uñas se introduce por el borde lateral, puede invadir directamente la superficie dorsal de la lámina ungueal o introducirse raramente bordeando la cutícula”.

En cuanto al porcentaje de afectación, la doctora dijo que en un 27% las uñas de las manos, en un 70% las uñas de los pies y en un 3% afecta uñas de manos y pies.

Manifestándose por un engrosamiento, fragilidad, estrías, coloración amarillenta, café oscura, blanca o verdosa o destrucción completa de la lámina ungueal (uña).

Tipos de onicomicosis
1.    Onicomicosis subungueal distal: afecta el lecho ungueal y la hiponiquia (pliegue distal de la uña) con invasión posterior de la cara inferior de la placa ungueal de manos y pies.

2.    Onicomicosis superficial blanca: es una invasión de la placa ungueal de las uñas de los pies sobre la superficie de la uña.

3.    Onicomicosis subungueal proximal: afecta la placa ungueal a partir del pliegue proximal.

4.    La onicomicosis por Cándida Albicans se reproduce en toda la placa ungueal.

La sintomatología de los pacientes afectados varía, en algunos casos “además de la alteración de la estructura de la uña hay inflamación, coloración amarillenta que puede extenderse y afectar totalmente la uña, desprendiéndola por acumulación de queratina y dejando un fondo color negro y amarillo, en estos casos se observa invasión del hongo a la piel de los dedos o de las plantas”.

Asimismo, la doctora aclaró que cuando hay onicomicosis por Trichophyton Mentagrophytes encontramos descamación bajo la cutícula, afectando con el tiempo toda la capa ungueal.

“Ahora, cuando hay leuconiquia Trichlofitico vemos manchas blancas con aspecto de yeso que se asienta sobre la placa ungueal o debajo de ésta. Y si se trata de lesiones producidas por Cándida Albicans, observaremos que comienza bajo el pliegue lateral o proximal de la uña, donde puede exprimirse una pequeña cantidad de pus, la cutícula está roja, hinchada y resulta dolorosa la presión, posteriormente la uña se desprende de su base”.

Aunque muchos síntomas son la evidencia de la presencia de hongos, la doctora Rodríguez dijo que el diagnóstico se lleva a cabo mediante un examen microscópico denominado micológico de recto o KOH, que es muy valioso, pues existen un sinnúmero de enfermedades que afectan la uñas asemejando la onicomicosis.

Tratamientos:
Tratar el hongo en las uñas no es sencillo, ya que son resistentes.

“Existen en el mercado diferentes tipos de tratamientos, los hoy tópicos como las lacas a base de antimicóticos, ureas, los sitémicos como los Itraconazoles, Terbinafinas etc. Los cuales tienen que ser indicados por el dermatólogo con realización de controles de pruebas hepáticas por su hepatoxicidad, dichos tratamientos con duración de 3 ó 4 meses”.

Pero principalmente las medidas profilácticas juegan un papel clave para evitar las infecciones, impidiendo principalmente la humedad de las aéreas que comúnmente se afectan.

TOME NOTA

La doctora Raquel Rodríguez Lacayo, Dermatóloga, atiende en la Clínica “Piedra Bocona”, Granada. Teléfono: 2552-5989 – Móvil: 88879226