•  |
  •  |

Los fenómenos sí se reproducen  en todos los estratos sociales y culturales, en zonas étnicas diversas (muy frecuentemente en personas de color), en individuos de diferentes edades.

A menudo, un factor común  a todos es una infancia solitaria o infeliz, o de alguna forma la superación de duras pruebas en la vida, cosa nada extraña. Por otra parte, si se considera la adquisición de ciertas facultades  como el resultado  de un duro camino hacia la conciencia.

A  este respecto se conocen  numerosos  casos  en los cuales los fenómenos  parapsíquico, frecuentes en  los primeros años de vida, disminuyen hasta cesar  por completo en la madurez. Otras veces, después de una infancia  y de una adolescencia faltas de  relieve en lo que concierne a la predisposición  a lo paranormal, tales facultades se manifiestan de improvisada en  la edad adulta.  Si bien  es menos frecuente, también se han dado casos de percepción extrasensorial en la vejez.

La mujer presenta mayor sensibilidad
Habitualmente se dice que las mujeres tiernas, soñadoras y emotivas son más atraídas por la esfera  de lo paranormal  que los hombres, lo cual ha sido efectivamente  comprobado  en el laboratorio, pero entre los niños en edad preescolar el porcentaje de varones y mujeres es idéntico.

Por lo tanto, es posible que  las diferencias  encontradas  en la edad adulta  se deban a  la diferente educación impartida  en los dos  sexos, y a la inevitable diferenciación de roles que de ella se deriva. Ambos factores  son responsables  de un mayor  uso del hemisferio  derecho en la mujer  y del izquierdo en el hombre.

La mujer, tradicionalmente madre y ama de casa dispone a veces del  tiempo  y la tranquilidad necesaria para jugar con la fantasía y con las propias emociones; se hace así más atenta, intuitiva e interior, lo cual  aparece suficientemente  demostrado  por el alto porcentaje  femenino que existe  entre frecuentadores  de iglesias, centros de yoga y de meditación.

Los hombres más cerrados
No puede decirse que los hombres tengan menos percepciones extrasensoriales pero absorbidos como están, la mayoría de ocasiones, por intereses profesionales, por la vida fuera de casa, son más racionales debido a la propia responsabilidad y prestan menos atención  o creen menos.

En caso de que crean, están menos  predispuestos  a admitir ciertas cosas y mucho menos por miedo al ridículo a contarlas a  los demás. Más cerrados y rígidos, prefieren atribuir al azar  aquello que no siempre  puede serle atribuido.

TOME NOTA:
Notas de estudio de PENÉLOPE.  Parapsicóloga.  Interpreta las cartas Tarot y la de los ángeles, consejería personal  en tus problemas laborales, de negocios y sentimentales.  Limpia tu aura de malas vibras. Técnicas para afianzar  el  control mental y elevar  tu autoestima.  Consultas de lunes a sábado de 9 am a  5 pm, previa cita.  Teléfono: 2289-7207

Móviles: 8938-0153 – 8886-5607. Managua.