•  |
  •  |

El doctor Abraham Delgado, Subdirector del Centro Nacional de Oftalmología, hace con nosotros un repaso a la evolución y resultados de la cirugía por catarata, de la que destaca que hoy día se ha llegado a un alto grado de satisfacción, tanto por parte del paciente como del cirujano.

“Posiblemente pocas técnicas operatorias de cualquier especialidad quirúrgica han alcanzado un nivel tal de perfeccionamiento como el conseguido actualmente en la cirugía de catarata.

Hablar de cirugía de catarata es un tema apasionante para los oftalmólogos. Escasas son las intervenciones quirúrgicas que logran un grado tal de satisfacción, tanto por parte del paciente como por el cirujano”, dice el doctor Abraham Delgado, quien fue entrevistado por el Programa de TV Salud Misión y Visión que se transmite por canal 8.

Se conoce como catarata cualquier alteración en la homogeneidad óptica del cristalino, una lente biconvexa situada detrás del iris y delante del humor vítreo. Está suspendida por unos delicados filamentos, las fibras zonulares, y constituye una parte fundamental del sistema óptico.

Aunque el doctor Delgado afirma que desconocen “el mecanismo íntimo de su producción”, hoy el 99% de las personas mayores de 70 años tienen algún grado de opacidad cristalina. Actualmente, ningún fármaco ha demostrado de forma concluyente su eficacia para retardar o evitar el desarrollo de la catarata, por lo que la única forma de resolver el problema es pasar por el quirófano.

Los pacientes se suelen quejar por pérdida de visión. Y en Nicaragua reafirma el especialista hay bastante incidencia de lo que los oftalmólogos definen como catarata senil, la padecen sobre todo personas adultas de 50 años a más, porque el núcleo del cristalino está formado por proteínas y parece ser que la exposición durante años a la radiación ultravioleta desestructura estas proteínas, dejan de ser trasparentes. Por eso las cataratas tienen ese color amarillo porque, en vez de dejar pasar la luz, la refleja.

A simple vista no se puede diagnosticar, pero los síntomas más comunes es visión borrosa. La catarata no duele ni hace llorar el ojo. La catarata solo quita la visión.

Existen factores externos al ojo que pueden provocar catarata por ejemplo: Golpes, radiación ultravioleta, factores nutricionales, enfermedades infecciosas, y por supuesto, la edad.

Según el doctor Delgado, en Nicaragua la población no acude a revisarse los problemas de visión, y por eso al Centro Nacional de Oftalmología (Cenao), acuden ancianos sobre todo con catarata, en estado de madurez, es decir, avanzada. Las intervenciones son sencillas en manos especializadas, y se realizan en un tiempo no mayor de 30 minutos, pudiendo el paciente regresar a su casa el mismo día.
“La operación consiste en la extracción del cristalino (lente natural del ojo) reemplazado por un lente intraocular.

Aunque las cataratas se pueden extirpar quirúrgicamente, la prevención integral de su desarrollo no se conoce todavía. Sin embargo, la OMS recomienda reducir el consumo de cigarrillos, exposición a la luz ultravioleta y el consumo de alcohol, pues puede prevenir o retrasar el desarrollo de esta enfermedad ocular.

TOME NOTA
Para decidir si una persona necesita operación de catarata, un parámetro es evaluar si puede visualizar de la cuarta a la sexta línea del cartel de prueba de visión. Cuando esto no sucede y tampoco son útiles los lentes, entonces se indica la operación.

Conozca en el programa de TV Salud, Misión  y Visión, cuál es la recomendación básica que usted debe tomar en cuenta para prevenir la ceguera por catarata senil. Además, siga de cerca a los gorditos de Perdiendo y Ganando este sábado de 2 a 3 de la tarde por TN 8.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus