•  |
  •  |

¡Santas caídas! Rihanna literalmente metió las de caminar. Mientras la cantante se sacudía y movía sus caderas al ritmo de “What’s my name”, en un concierto que ofreció a casa llena en la localidad de Edmoton, en Canadá, hizo un mal movimiento y se dio tremendo zapotazo. Esto es lo que me gusta de los artistas, que aunque no es agradable burlarse de sus desmarimbadas, son motivo de noticia, pues seamos sinceros porque no es lo mismo que se caiga el vecino de la señora de la venta de la esquina en una hazaña que hizo con su BMX, y que lo mandó directo al charco de lodo, a una malmatada de un famoso en cualquier parte del mundo donde haya paparazzis en acción. ¿Verdad que ni es lo mismo, ni es igual?

Entonces como Rihanna tropezó y aterrizó de rodillas sobre el escenario, ¡es mundial! Pero bueno, debemos darle el crédito, porque de inmediato se levantó y siguió cantando como si nada, frente a las 16 mil personas que fueron testigos. Afortunadamente, la artista no tuvo mayores lesiones. ¡Menos mal! Consejo: fíjense por donde caminan y pónganse zapatos con tacones menos altos, ¡por favorrrr!