•  |
  •  |

Proviene de un hogar donde el lenguaje que se habla es el de la música… lo extraño sería que no cantara, ni tocara un instrumento, pero no es el caso.

Como hijo de Katia Cardenal y sobrino de Salvador Cardenal (q.e.p.d), Siddharta Sebastián Kapoor Cardenal, de 16 años, ya inicia a sacar su casta de artista.

A su corta edad, sube a los escenarios con su ukulele y escudado bajo el nombre artístico de Sebastián Cardenal, da rienda suelta al don que corre por sus venas.

Aunque no siempre fue así, pese a que su corazón bombea música, fue su conexión con este instrumento hawaiano que ahora pone ritmo a sus pensamientos, lo que motivó a que se manifestará el músico nato que vivía en él.

Al ser un instrumento novedoso en Nicaragua, le tocó convertirse en un autodidacta y auxiliarse de Internet para aprender a tocarlo. Empezó con los acordes básicos, el día que se lo regalaron se aprendió su primera canción y poco a poco fue encontrando su estilo. En tres meses ya tenía 12 canciones.

Lidiando con su personalidad tímida e introvertida, no dudó en audicionar para los talent show del colegio e iniciar a construir su historia artística y ahora hasta agenda artística tiene.

Con su instrumento hawaiano de cuatro cuerdas se da el lujo de presentarse con un repertorio propio, mismo que va tomando un formato pop romántico. Según Sebastián, la lírica de sus canciones está inspirada en vivencias personales, en la familia, el amor y desamor, esto porque el ukulele es como su vehículo para contar historias.

La joven promesa de la música se describe como un chico tímido, pero siente que tiene algo que ofrecer y su familia se ha encargado de auxiliarlo en la búsqueda. Próximamente se estará presentando en la Academia de Música Allegro el 18 de agosto y en el festival de Arlen Siu, en Jinotepe, el 23 de julio.