•  |
  •  |

Aventurero, clásico, épico, inconfundible, combativo, artístico, emocionante, rolero, exclusivo y online. Diez calificativos para un Dragon Quest X que pretende revolucionar la saga en Wii y Wii U. Los nipones de Square Enix toman las riendas de una de sus franquicias más rentables para convertir la locura oriental por esta saga en un fenómeno también occidental.

Con escrupuloso cuidado ha mantenido Square Enix el proyecto Dragon Quest X en secreto. Pero en 2008 los nipones no pudieron resistir más. La décima entrega numerada dentro de la famosa serie se hacía realidad, dándonos la sorpresa de que iba a ser un título exclusivo para Wii (y también Wii U). Todos los usuarios de la consola desbordaron de alegría -sobre todo en Japón, donde la marca es un auténtico furor-, aunque todavía tendrían que esperar hasta conocer algún detalle real acerca del nuevo RPG.

Y tardó en llegar. Hasta bien entrado el 2011 no conocimos la segunda gran sorpresa del nuevo Dragon Quest: se iba a convertir en el primer juego online de la saga. Un dato muy esclarecedor sobre los planes de los japoneses con una obra que esta vez no está desarrollada por Level 5 (autores del capítulo anterior, Dragon Quest VIII), sino por la propia Square Enix, a través de un desarrollo “in-house” que quiere seguir un objetivo muy definido: procurar convencer al público occidental.

¿Un mundo online?
 No será tan grande como en un MMO, pero sí que podremos encontrarnos con otros jugadores. Y no te preocupés si jugás en Wii o Wii U, porque todos estarán juntos.

Por tanto, importantes decisiones que, de una manera u otra, han conseguido que las acciones de la empresa hayan estado cayendo durante los últimos meses. Un dato curioso, pero que a nosotros, como jugadores, no debería importarnos. El motivo principal está en que nombres tan importantes como Yuji Horii (diseñador), Akira Toriyama (ilustrador) o Koichi Sugiyama (compositor) siguen involucrados en este Dragon Quest, y eso sin contar con la tranquilizadora presencia que supone Jin Fujisawa (uno de los máximos responsables de Dragon Quest VIII y Dragon Quest IX), lo cual asegura la conservación de la esencia original.

Además, el videojuego se dice que lleva más de seis años de desarrollo. Es importante dejar claro que no nos encontramos ante un MMORPG, sino con un concepto online que quedaría más cercano a títulos como Phantasy Star Online. ¿Qué quiere decir esto? Que aunque podamos jugar a parte del juego de forma “offline”, para obtener una experiencia completa deberemos estar conectados a Internet.

A este respecto, puede que todavía podamos estar tranquilos. Es cierto que en Japón se ha confirmado que habrá una cuota mensual, pero en Europa y EEUU la estrategia podría ser diferente (como ocurrió con Monster Hunter Tri, que fue sin suscripción). Deberemos esperar para conocer más detalles, pero al menos ya se sabe algo muy importante: los jugadores de Wii y Wii U podrán jugar juntos, sin ninguna limitación.

Las batallas no serán aleatorias, pero eso sí, se mantendrán los turnos en un esquema de combates por comandos muy clásico, aunque al mismo tiempo innovador. ¿La razón? Podremos movernos.

Todo dentro de un producto del que poco se ha dicho sobre su argumento, más allá de que podemos esperar todo un universo de regiones, razas y personajes. Así, la historia se desarrollará sobre el mundo de Astoldia (formado por cinco continentes), y tendremos hasta seis facciones entre las que escoger: los humanos, los ogros, los elfos, los enanos, los puklipos y los weddies. No hay información sobre quién o qué será la fuerza que se oponga a nuestra aventura, pero todo parece indicar que tendremos una zona central -muy misteriosa- en Astoldia, donde están sucediendo cosas extrañas.

En definitiva, un enfoque MMO pero con un planteamiento jugable no tan complejo. A este respecto, Yuji Horii ha afirmado que “se está tomando en consideración seguir los sistemas establecidos con Dragon Quest VIII”, algo que tranquilizará a muchos, porque esto quiere decir -entre otros aspectos- que regresa la fórmula tradicional: exploración más batallas. Interesante es apreciar que el mundo a descubrir promete ser enorme, caminando junto a amigos -o personajes controlados por IA en caso de que juguemos “offline”- por los entornos del juego, ya sea esquivando o forzando enfrentamientos contra los variados monstruos que nos encontremos durante la aventura.

www.3djuegos.com