•  |
  •  |

La amistad es una palabra que data desde el inicio de la vida, y se ha llevado los más altos elogios. Desde el principio se ha expresado el nivel sagrado que tiene entre los verdaderos filósofos, literatos, poetas, hombres de todo tipo hasta llegar a nuestros tiempos.  

Sin embargo, la amistad es un término que se presta a manipulación e interpretaciones de manera inconsciente, sobre todo ante el hecho de atribuirle a alguien ese sentimiento sin habérselo ganado.

Para entrar en la reflexión de la amistad filosófica, hagámonos las preguntas: ¿Qué es la amistad? ¿Quiénes son nuestros amigos y por qué?

Es fácil llamarle a alguien amigo, pero no es sencillo respondernos algunas incógnitas sobre esta conexión, sobre todo ante el hecho de atribuírselo a alguien con quien  recién entablamos una conversión o conocemos, dijo Elizabeth Lozano, Directora de Nueva Acrópolis.

Si bien es cierto les llamamos amigos a las personas que están siempre en las buenas y en las malas, o con quien tenemos algún vínculo de interés, pero también solemos hacerlo olvidando el verdadero significado, aseguró Lozano.


Qué es la amistad filosófica
Nunca ha dejado de existir  dentro de la vida del ser humano, dado que es la que entraña amor al conocimiento del uno por el por otro, la que pasa por encima del tiempo y las dificultades y es la que genera lazos de auténtica fraternidad, sin que haya un vínculo sanguíneo de por medio, profundizó.

Es filosófica porque hay amor y necesidad de conocimiento, aunque en la práctica no se denomina así. A través de estas las personas logran compenetrase con todas sus virtudes y defectos, donde los conflictos surgen a manera de prueba para medir el grado de amistad, aclaró la experta.

Filosóficamente hablando, es también la que perdona sin dejar de corregir y la que impulsa a cada uno a que sea mejor para merecer al amigo, la que sabe soportar distancia, dolores, enfermedades y penurias.

Confundir el término de la amistad  hoy en día es fácil, sobre todo cuando se habla de redes sociales. Es importante que nos tomemos  la molestia de revisar bien el concepto y a quiénes les llamamos así, para tener más claro el nivel de importancia que estos tienen en nuestra vida y nosotros en la de ellos.

 

Cómo se logra una verdadera amistad

Para empezar, la amistad  no se mide por la cantidad de interacciones que uno tiene en el día, más bien con cuántas personas se logra cierto grado de intimidad, como el escucharse mutuamente, que haya honestidad, estar ambas partes en momentos difíciles y alegres, compartiendo el interés por ese sentimiento.

Este extraordinario sentimiento no surge de la noche a la mañana, debe cultivarse día a día a pesar de los efectos y conflictos, porque al final estos llegan para consolidar una verdadera amistad cuando se pasa la prueba de fuego que de manera natural brinda la vida. Para que empiece a formarse una amistad entre dos personas, debe haber un real interés por  tratar de descubrir quién es la otra desde el punto de vista humano y no en lo que  hace profesionalmente. El éxito se da cuando las relaciones se hacen bajo encuentros cara a cara. Desde siempre se ha dicho que las personas son seres sociales que necesitan interactuar con otros para enriquecerse como humanos.

Espacios donde cada uno saca a flote sus intereses, efectos, cortesía y esos matices característicos que le vuelven  único, y por ende, permiten juzgar si es o no un amigo.

Está comprobado que las personas que más se rodean de amigos tienen mejor salud, también quienes están pendiente de sí mismos descuidan su todo exterior, lo que implica que no pueden ser empáticos con los demás. “La amistad sin lugar a dudas tiene una fuerte influencia en la vida de los seres humanos”.

Es claro que las personas se acercan a otras por los beneficios que puedan obtener, ampliando así el límite de esos favores, que van desde la compañía para matar la soledad o simplemente para compartir un rato de distracción, y hasta para contar con alguien en un momento de apuro. Pero, lastimosamente hay quienes cuando pasan el momento de apuro olvidan el verdadero significado de la amistad.

 

No es lo mismo amigo que compañero
La amistad es una sola, que no se rompe así el tiempo pase y surjan etapas y momentos de nuestras vidas  de manera incondicional, con todo y conflictos normales y naturales dentro del aprendizaje humano. En cambio, el compañerismo suele romperse una vez que saltamos o quemamos etapas. Puede romperse u olvidarse con facilidad si no se le da el cuido adecuado, tales como:

* Están los compañeros de estudio, con quien se suele pasar determinado tiempo de la vida, y con quienes se comparten angustias y alegrías.

* Los compañeros de trabajo, personas con las que se pasa la mayor parte del día, pero una vez que se abona el puesto por cualquier  motivo o circunstancia toda relación suele romperse.

* Los compañeros  circunstanciales: sirven para contarse penas, problemas e historias de todo índole, estos suelen ser los que más escuchan y menos hablan.

Tome Nota:
Nueva Acrópolis está ubicada de donde fue el Chamán 100 mts al sur, casa # 25: Teléfono: 2277-1193

Créditos
Fuente: Elizabeth Lozano, Directora de Nueva Acrópolis

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus