•  |
  •  |

Hola licenciada, un gusto saludarle nuevamente.

Tomando en cuenta sus oportunas respuestas quisiera solicitarle sus comentarios a la siguiente consulta.

Hace varias semanas a mi esposo le dio repentinamente un dolor en el pecho, no podía incorporarse ni respirar porque le dolía mucho. Se fue de emergencia al hospital y el doctor le dijo que tiene problemas de presión alta y le indicó un medicamento hasta poder determinar por medio de exámenes qué es lo que le provoca estos dolores. Mi preocupación es porque mi esposo es delgado, tiene 33 años, no es fumador frecuente y también le habían diagnosticado problemas de colesterol.

¿A qué se podrían deber estas series de complicaciones? y también sufre de una tos alérgica, es seca e irritante, que se agudiza por las noches, que en ocasiones hasta ha sangrado. Qué podemos hacer o nos recomienda, me preocupa mucho porque veo su salud en declive y de momento no contamos con los medios para realizarse los exámenes requeridos.

Reitero mi agradecimiento a esta lectora por siempre confiar en el trabajo que desde esta columna hacemos.

Transmití su consulta al doctor Oscar Acevedo, especialista en Medicina Interna, quien opina que en cuanto al dolor en el pecho es urgente descartar si sufre alguna enfermedad coronaria. Para tal fin es necesario conocer la historia clínica del paciente y su familia para determinar si hay antecedentes patológicos y si los tres tipos de lípidos están dentro de los niveles normales, aunque, según lo que refiere el colesterol está alterado, lo que incrementa la posibilidad de la cardiopatía.

Para “examinar el corazón es necesario el electrocardiograma para evaluar la circulación coronaria y ver si hay daños más severos como angina. Si los resultados no son alentadores habrá que realizar las pruebas de esfuerzo”, comentó el doctor.

El especialista recalcó que la hipertensión arterial por sí sola es capaz de producir angina cuyos principales síntomas son “sensación de dolor como presión o que le comprimen el pecho, el paciente remite falta de aire, sudoración y palidez, esto debido a que incrementan las necesidades de oxígeno en el corazón”.

Es importante saber que la hipertensión está entre las principales causas de muerte porque predispone a los pacientes “a accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, formación de aneurismas, etc.”.

El doctor Acevedo hizo énfasis en que la hipertensión puede presentarse a cualquier edad, aunque es más frecuente arriba de los 40 años (30%), pero a medida que avanzamos en edad incrementa el riesgo de que seamos hipertensos.

El internista afirmó que el 90% de los hipertensos son primarios, es decir que no hay una causa directa que la esté provocando, mientras que un 10% de pacientes la sufren producto de daños renales, parenquimatosos, endocrinales y síndromes específicos, sin olvidar que la tensión también nos puede llevar a la hipertensión.

El doctor Acevedo manifestó que es necesario que nuestra lectora y su esposo hagan un esfuerzo para realizarle todos los exámenes de laboratorio a fin de corregir lo que esté alterado, en este caso sería el colesterol, también hay que indagar si hay glicemia alterada y el grado de compromiso de los órganos blancos.

“Una vez que se ha diagnosticado esta patología el tratamiento se indica tomando en consideración el nivel de hipertensión del paciente, a algunos bastará con indicarle ejercicios y dieta, mientras otros necesitarán recurrir a fármacos”, alertó el galeno.

No todo está perdido cuando somos hipertensos y nuestra vida realmente dependerá del grado de disciplina que tengamos para cuidar lo que comemos y para asumir los fármacos que nos indiquen.

Así que estimada lectora, es recomendable que en este caso sigas los siguientes consejos:

1-    Mantener una alimentación saludable: evitar comidas hipercalóricas (altas calorías), comer verduras, frutas, ensaladas, carnes blancas, cereales, beber leche descremada, el huevo puede comerse hasta 3 veces por semana, evitar las carnes rojas y consumir prudentemente la sal y el azúcar.

2-    Hacer ejercicios: los ejercicios que el doctor recomienda son anaeróbicos como caminar, correr, nadar y andar en bicicleta.

3-    Evitar el cigarrillo porque es mortal.
Lo de la tos podría ser secundario al fármaco, no obstante es urgente que tu esposo sea evaluado por un especialista para que lo trate de forma integral.

Recuerden enviar dudas o sugerencias de temas a lsevilla@elnuevodiario.com.ni

TOME NOTA
El doctor Óscar Acevedo, especialista en Medicina Interna, atiende en Jinotepe. Telf. 25322929.