•  |
  •  |

Mantener una ralación a distancia a veces puede tener sus ventajas: no estás obligada a llamar a nadie si te dan las tantas horas tomando cañas, te ahorras la parte más cruda de la relación de pareja “esa en la que salen a relucir tapas del baño sin bajar, tubos de pasta de dientes sin cerrar o montañas de platos sin lavar” y cuando por fin se ven, todo es como en una peli romántica. Pero lo cierto es que también te toca echarle de menos a diario, y mucho. Te enseñamos los trucos para que se sientan más cerca. Toma nota.
Mantén la química juntos.

Una parte la tenés ganada: ese plus de aventura que se busca en los inicios de toda relación de pareja está asegurado con la distancia. Al menos, durante los primeros meses.

Es la opinión de Miquel Casas, psicólogo del Institut Barcelona de Sexología y director de Ortega y Gasset Sexología. Pero, ¿qué pasa después? ¿Puedes llegar a cansarte de tanto teléfono e Internet? La respuesta es no, siempre que pongan de su parte para hacer del día a día de la pareja algo interesante.

* Una noche que sepas que él está en casa y no tenga planes, encarga una pizza para que se la lleven a casa. Después, llámale y hablen por teléfono mientras cenan. ¿Quién dijo que no se podía tener una cita... a distancia?

* Llámale cuando sepas que no puede tomar el celular porque está en una reunión de trabajo y déjale un mensaje muy sexy diciéndole qué te gustaría que hicieran cuando se vean. Cuando salga de ese estresante encuentro laboral, se llevará una “grata sorpresa”.

* Haz que la cuenta atrás hasta tu próxima visita tenga cierta intriga: mándale un mensaje cada día con una foto tuya en la que te vayas quitando prendas a golpe de calendario. Pero guárdate lo mejor del striptease para cuando se vean en persona. Una recomendación: ¡calcula bien los días que queden!

* Cuando estés en su casa, ponte un pintalabios de un color fuerte y besa unos cuantos post-its. Después, escribe en ellos notas sugerentes y guárdalos en diferentes sitios de la casa (el cajón de las camisetas, el armario de la cocina, debajo de la almohada...) para que los encuentre cuando te hayas ido.

* Usa el celular para el sexo. Según Miquel Casas, podemos hacer el amor vestidos porque las connotaciones eróticas de una conversación pueden ser más que sugerentes. Así que... ¡toma nota!

¿Qué hacer al verse cara a cara?
* Si la relación de pareja marcha viento en popa, cada vez que se vean será una fiesta.

¿A quién no le gustaría seguir sintiendo lo mismo que en las primeras citas después de unos meses de relación? Pero al mismo tiempo, el que todo sea siempre como una eterna primera cita suele conllevar que no veas la parte negativa del otro. Si quieres saber cómo sería lo suyo en caso de que no llevaran una relación a distancia prueba con esto:

* Aunque tengan muchas ganas de estar solos, de vez en cuando queda también con tus amigos o los suyos. Puede que creas que lo conoces perfectamente, pero quizás descubras partes de su personalidad que solo muestra cuando se relaciona con mucha gente.

* En lugar de salir todos los días a comer y cenar fuera, prueba a tener una cita en casa: una cena romántica en la intimidad te dirá muchas cosas sobre él.

* Pídele que te lleve a conocer la ciudad en la que vive. Así te harás una idea de si es de los que despotrica en un atasco, si te enseña los bares a los que suele ir con sus amigos o se guarda esa información para él, si alguna vez ha entrado en los museos de su ciudad o ni siquiera sabe que existen….

* Dile que te apetece ver un rato la tele y comprueba si solo es capaz de ver el fútbol o es de los que acaban llorando con una peli.

Cosmohispano.com