• |
  • |

Una sonrisa perfecta no cuesta nada, siempre y cuando la higiene bucal ocupe el plano principal en nuestros hábitos, considerando que la falta de esta sería la puerta de entrada a muchas enfermedades.

Si nuestra alimentación no es la más adecuada, posiblemente la dentadura no sea la más brillante. Aprovechamos que estamos en el mes de la salud bucal para destacar la estrecha relación que hay respecto a algunas dolencias o problemas como osteoporosis, diabetes, implantes dentales, complicaciones periodontales, entre otros, que van más allá de lo meramente estético.

¿Cuál es la relación de la salud bucal y la diabetes?

De las enfermedades crónicas que atacan de manera sistémica, la diabetes tiene más relación con las que pueden ocurrir en la boca, dado que es un problema que ataca las encías y puede causar infección e inflamación, ocasionando un descontrol en pacientes que la padecen, aseguró el doctor Javier Fonseca, cirujano dentista, especialista en implantes y diabetólogo.

Una infección bucal en una persona diabética implica la liberación de ciertas sustancias pro-inflamatorias, las cuales inhiben y obstaculizan que las células capten la insulina natural que produce el cuerpo a través del páncreas, misma que permite que la glucosa ingrese a las células para producir energías, agregó el cirujano.

No todos los seres humanos producen la suficiente insulina que el cuerpo necesita, pero quienes tienen la dicha de procesarla deben saber que tiene una función endocrina que junto a la hormona insulina participa en el metabolismo de los azúcares, hidratos de carbono, lípidos y las proteínas que normalmente están en los alimentos, manifestó.

Enfermedades periodontales

Una enfermedad periodontal es la inflamación de las encías y la pérdida de huesos alrededor de las piezas dentarias. Produce supuración, sangramiento, infección y generalmente es indolora. “Es una de las causas principales en la pérdida de los dientes en los adultos, pero más significativamente en un paciente con diabetes”, explicó el doctor Fonseca.

Factores de riesgo

La diabetes es un factor de riesgo para la aparición de enfermedades periodontales y la enfermedad periodontal lo es en el caso de la diabetes, enfatizó el especialista.

No se puede reducir el consumo de azúcar, porque el cuerpo se alimenta en su mayoría de esta; por ejemplo, las neuronas solo se alimentan de glucosa. El consumo de la sacarosa debe ser controlada pero no la fructosa, que es la que producen naturalmente las frutas.

Las bebidas carbonatadas no son recomendadas por las diferentes reacciones sobre los dientes y demás partes del cuerpo.

Una mala técnica del cepillado puede ser un factor de riesgo seguro, debido a la poca profundidad de la pieza dental o por acumulo de bacterias que no son removidas de manera adecuada y forman la placa bacteriana que ataca la encía.

La nula visita al médico por parte de una persona diabética, podría hacer que este se vuelva un candidato seguro a los problemas periodontales.

Datos estadísticos

El médico detalló que a niveles generales el 60 por ciento de la población tiene problemas periodotales o riesgo de padecer esta enfermedad. Se dice que una persona con diabetes aumenta cinco veces el riesgo de aparición de este tipo de enfermedades.

Está comprobado que una mala nutrición provoca la discapacidad dental (pérdida de las piezas dentarias), por tanto, esto conlleva a otros problemas de salud donde se puede incluir la diabetes, osteoporosis, halitosis, entre otros, sostuvo el especialista.

La salud bucal y el cepillado

El cepillado en los dientes conlleva una técnica sencilla, sin embargo, no todas las personas la aplican correctamente. Si bien es cierto tiene una serie de detalles que a continuación se explica:

Tomar el cepillo y aplicarle crema dental.

Colocar las cerdas del cepillo en una posición de 45 grados cuando se lleva a los dientes.

Con la técnica de arriba hacia abajo, pero con un movimiento tal como si estuviéramos barriendo las bacterias hacia afuera.

Los molares deben limpiarse con un movimiento giratorio.

El tiempo de duración del cepillado debe durar entre 3 a 4 minutos aproximadamente.

El uso del hilo dental es necesario e imperativo

Para mayor efectividad de limpieza el doctor recomienda primero limpiarlo sin pasta dental y luego añadirla.

La salud bucal en los grupos vulnerables

Los niños, ancianos y personas con discapacidad forman parte de los denominados grupos vulnerables en el tema de la salud bucal. Es muy importante que los responsables de las personas de la tercera edad, padres o tutores de los niños centren un poco la atención en la higiene bucal de ellos, porque parte de su salud integral empieza en lo que cada uno ingiere y la falta de limpieza puede ocasionar graves trastornos en la salud física que va más allá de las piezas dentales.

Créditos

Dr. Javier Fonseca, cirujano dentista, especialista en implantes y diabetólogo.