•  |
  •  |

Si trabajas en una oficina estás demasiado tiempo en la misma posición, siéntate de forma correcta.

Una parte importante de la población pasa más de ocho horas trabajando en una posición sedentaria, es decir, trabaja en una oficina. El bienestar físico de todos ellos depende, en gran medida, de las sillas, mesas u otras piezas del mobiliario que utilizan todos los días mientras trabajan.

El trabajo en la oficina se caracteriza por un escaso movimiento físico. Si a eso agregamos el estar la mayor parte del tiempo frente a la pantalla de una computadora, llevando a las personas a adoptar una postura “contraída“, posición inadecuada de muñecas, hombros y codos, entendemos la razón por la que los problemas como dolor de espalda, cuello, hombros, codos, muñecas y piernas se presentan cada vez con mayor frecuencia entre este grupo laboral.

Aunque hay muchos factores que se pueden modificar para mejorar la ergonomía del lugar de trabajo, el único que realmente puede ser controlado por el empleado es su postura.

Una postura correcta ayuda a asegurar buena circulación y a reducir fatiga muscular y es esencial para prevenir lesiones y para aumentar la motivación y moral.

¿Cómo puedo saber si mi postura es la correcta?
El hacerte las siguientes preguntas ayuda a saber si tu posición en el trabajo es correcta o no:

* ¿Están tus dos pies pegados al piso o en un apoya pies?
* ¿Están tus rodillas dobladas a un ángulo de 90°?
* ¿Están tus muslos y antebrazos paralelos al piso?
* ¿Caben bien los muslos debajo del escritorio?
* ¿Está la espalda apoyada bien por el respaldo?
* ¿Están los brazos paralelos con el torso?
* ¿Están las muñecas en posiciones neutrales?
* ¿Inclinas el cuello hacia adelante para ver documentos o la pantalla del monitor?

* ¿Te inclinas o encorvas hacia adelante al escribir o realizar otros trabajos?

Corrige tu postura
¿Qué debo hacer si tengo dolor en la espalda, cuello, hombros, codos, muñecas o piernas por tener una postura incorrecta mientras trabajo?

Sin duda, la medida más importante para eliminar el problema es corregir tu postura mientras trabajas.

También es recomendable que realices ejercicio físico de manera regular, a fin de que fortalezcas los músculos responsables de mantener una postura correcta, evitando que te canses y adoptes posiciones inadecuadas mientras trabajas.

El dolor que se presenta en espalda, cuello, hombros u otras partes del cuerpo por adoptar una postura inadecuada mientras trabajamos se debe a que los músculos sufren un proceso inflamatorio por permanecer contraídos o “estirados” durante mucho tiempo en posiciones incómodas.

Una de las medidas más efectivas para controlar el dolor y la inflamación muscular y de las articulaciones es tomar antiinflamatorios.

Soloellas.com