• |
  • |

Habrá momentos en los que tendremos que comer fuera de casa, para el almuerzo, cuando se está de viaje por trabajo, diversión, o simplemente para disfrutar con la familia o amigos una salida.

Las comidas fuera de casa no solo calman un antojo o nos llenan. Realmente son la oportunidad de disfrutar de una sazón diferente, de comer platillos que nos gustan pero sin dejar de lado que cada uno de los alimentos que ingerimos es nuestra fuente de salud y energía, por esta razón debemos escogerlos y combinarlos de forma adecuada.

Recomendaciones:

Mantener sus tres tiempos de comida fuertes y dos meriendas. Esto permitirá tener un hambre moderado o normal. Escoger platos con demasiada hambre hará que coma más de la cantidad necesaria y escoja alimentos altamente calóricos.

Respetar las cantidades sin exagerar en ellas para “desquitar”. Nuestro organismo debe recibir lo que necesita. Ningún exceso es adecuado.

Tomar uno o dos vasos de agua antes o durante las comidas, las bebidas deben ser bajas en calorías o con edulcorante artificial. Si elige una bebida dulce, que sea solo una, evite rellenar su bebida.

Controle el consumo de licor, no exceda la cantidad de 3 a 5 onzas en la semana.

Elija entradas que sean vegetales, proteínas y no carbohidratos ni frituras. Es decir, priorice ensaladas, cócteles o ceviches, vegetales tipo antipasto, sopas de vegetales, combinaciones de vegetales con alguna salsa natural y quesos.

Evite el consumo de pan, este ofrece calorías innecesarias ya que el plato principal tendrá generalmente otras harinas o guarniciones.

Escoja abundantes vegetales y ensaladas, estos deben ocupar por lo menos la tercera parte o mitad de su plato, con aderezo tipo vinagreta no cremoso.

Buscar las carnes que estén preparadas con poca cantidad de grasa, escoger asados, horneados, si vienen con alguna salsa pídala aparte para usar poca cantidad de esta. Evite las preparaciones fritas, empanizadas y bañadas en mantequilla o salsas blancas.

Trate de escoger una o dos harinas con su comida y esta de preferencia que no esté frita. Puede solicitar arroz, papa asada o al horno, puré, plátanos asados, pasta con salsa roja o con aceite de oliva y ajo, no con salsas blancas.

Los postres ofrecen gran cantidad de calorías, grasas y azúcar. Algunas personas por cuestión de diabetes o de otros padecimientos tendrán que evitarlos. Se puede compartir con otras personas para ingerir poca cantidad del mismo. También reemplazarlo por un café, capuchino con edulcorante o té digestivo caliente, los cuales quitan la necesidad del dulce y alivianan la digestión.

Comer fuera de casa es la oportunidad para disfrutar sazones y alimentos diferentes, no olvidemos que escogerlos adecuadamente nos permitirá disfrutar de buena salud.

Paula Andrea Arce de Chamorro
Médica diabetóloga
www.vidasananicaragua.com
info@vidasananicaragua.com