•  |
  •  |

Qué desayunar, almorzar y cenar, cómo combinar los alimentos, sentirte llena con pocas calorías y empezar el 2012 con una figura envidiable

Si los antojos te ganaron y comiste de más durante las fiestas, seguramente estás empezando el 2012 con unas libritas de más. No te preocupes, este es el mejor momento para que empieces a cuidarte y elimines lo que te sobra.

Para lograrlo debes tomar en cuenta varios factores, además de la alimentación, y nosotras tenemos lo que necesitas.

El plan de acción
El desayuno puede consistir en leche descremada o semidescremada acompañada por hidratos de carbono con un bajo aporte calórico. “Un pedazo de pan, una barrita light con un poco de aceite o cereales”, aconseja Alejandro Domingo, nutriólogo del Hospital USP San Camilo de Madrid. Con un jugo de naranja o una fruta completas la primera comida del día. “A media mañana se puede tomar un café con leche o una pieza de fruta”, apunta.

La comida de mediodía debe consistir primero en una ensalada y luego en una fuente de proteína. En el segundo plato puedes elegir entre huevos, carne o pescado pero debes cocinarlos hervidos o a la plancha para evitar las grasas.

Si eres vegetariana la soya y otras nueces o semillas son fuentes ricas en proteína.

Un café con leche o alguna fruta pueden conformar la merienda. La cena, por su parte, debe constar exclusivamente de proteínas. “Esto ayuda a quemar las grasas que hemos ingerido”, afirma el nutriólogo. El primer plato de la cena puede consistir en un poco de jamón y el segundo en una porción -que no supere el tamaño de tu puño cerrado- de huevos, pescado o carne.

Conoce lo que comes
Todos los alimentos que comes tienen una cantidad determinada de carbohidratos, grasas o proteínas. Recuerda que el gramo de proteínas tiene solo cuatro calorías y el gramo de grasa ocho o nueve. Si quieres bajar peso es fundamental restringir los carbohidratos y las grasas, sin importar que las proteínas sean un poco más abundantes.

Hay alimentos que te hacen sentir llena y que aportan muy pocas calorías como la lechuga, la espinaca y algunas nueces. Lleva al trabajo un snack que incluya este tipo de comida para eliminar la ansiedad y no recaer en los malos hábitos que quizás iniciaste durante las fiestas navideñas.

Además recuerda que la dieta por sí sola no es suficiente, debes acompañarla con una rutina física según tu tipo de cuerpo. Convertir en hábitos estas recomendaciones es muy importante si tienes cierta tendencia a subir de peso (fíjate en tu familia y lo sabrás). Haz que cuidar tu cuerpo y sentirte hermosa sea tu propósito número uno del 2012.

Esmas.com