•  |
  •  |

Es increíble cómo unos cuidados fáciles pueden transformar totalmente tu cabellera.


1. Tratamiento profesional
Lo mejor es que acudas a un profesional y te recomiende, según la necesidad para tu cabello, este puede ser para aportarle  brillo, reconstrucción  e hidratación, ¡como nuevo! Al día siguiente te podrás peinar tan fácil como la seda. Este tratamiento es ideal justo ahora, antes de empezar con el agua, las piscinas, la sal del mar, el sol…

 

2. Cuidado semanal
Sigue el cuidado semanal a rajatabla, ponte una mascarilla dos veces por semana y protege tu cabello antes de utilizar las planchas, el secador, etc.
No olvides cortarte las puntas para que respire, es mejor cortar un poquito de vez en cuando que tener que cortar mucho cada seis meses.

 

3. En la playa…
En un par de semanas ya estaremos disfrutando de nuestras playas, así que ya debemos comprar el protector para el cabello, te protegerá cabello y color; también cómprate  un sombrero  y una sombrilla.

 

4. Cambio de agua
Cuidado con el cambio de agua. Uno de los factores por los que mi cabello se veía más apagado y deshidratado era el cambio de agua, así que, si puedes, acláratelo con una botella de agua mineral, sobre todo cuando estés en la costa y el agua tenga mucha sal. Y cuando te bañes en la piscina o la playa, enjuágate el cabello en cuanto puedas. Sé que la sal deja unas ondas muy sexy, pero también destroza el cabello, sobre todo si lo tienes teñido.