•  |
  •  |

Creer o no en una varita de cobre del tamaño de una cuarta de nuestra mano que diagnostica nuestros males de salud, puede ser el dilema de muchos, lo cierto es que este instrumento tan  pequeño tiene un alto índice de efectividad cuando de examinar el cuerpo se trata.

Nada mejor como la medicina homeópata para tratar  nuestras dolencias y por ende  hacernos una revisión minuciosa del cuerpo de manera integral que comprende lo interno y externo,  como la extraordinaria  función que hace el Examen Bioenergético.

Desde los años 80 la medicina natural ha tenido gran fuerza e influencias en la población nicaragüense, y más específicamente con los diagnósticos a través del examen Bioenergético,  la que se implementó como alternativa en el territorio ante la crisis del bloqueo económico que se vivía en esa época, pero que se ha expandido por su basta efectividad, contó Olga Diduj, Especialista en Medicina Naturista y en Exámenes Bioenergéticos.

Este método alternativo de la medicina tiene sus orígenes en Japón y data de miles de años, al igual que  la acupuntura, pero fue el doctor Yoshiaki Omura que implementó en el sistema de diagnóstico por el año 1978.

El Examen Bioenergético consiste en una exploración  física  algo superficial a simple  vista, pero acarrea  una gran fuerza energética,  pues su instrumento principal es una varita de cobre de 20 centímetros aproximadamente., que se pasa por  varios puntos del cuerpo al tiempo se usan láminas con imágenes gráficas de las distintas patologías que invaden al cuerpo humano con más frecuencia, según la médica.

Se debe sujetar  con los dedos de manera relajada, para poder medir energía del  punto clave, pues los dedos juegan un papel determinante en el examen, sobre todo el dedo índice, si este se queda firme y sin poderse despegar de ese punto significa que no hay problema, pero si pasó lo contrario, el dedo se afloja fácilmente significa alerta ante una posible enfermedad, agregó la naturista.

Son muchas las enfermedades que se pueden diagnosticar, por medio de este sistema, un promedio acertado del 85 al 90 por ciento, enfatizó Olga, quien  además añadió que luego de una detección del problema, el paciente puede darse tregua a investigar más sobre los puntos del páncreas, vesícula, estómago, enfermedades crónicas, etc., al tiempo que se puede atender el mal con tratamientos naturales, libres de químicos.

¿Por qué una varita de cobre para el diagnóstico de múltiples enfermedades? Sencillamente porque el metal cobre es un transmisor de energía,  por ello es un examen bioenergético, explicó la homeópata.
Hombres, mujeres, niños, adultos, ancianos y embarazadas pueden someterse a este tipo de examinación con la varita de cobre, dado que esta técnica no provoca ningún tipo de dolor sobre el cuerpo, solo es transmisora de energía.

Lo especial que tiene esta práctica, a diferencia  de cualquier diagnóstico de la medicina alternativa y tradicional, es que  uno puede analizarse el cuerpo a distancia con solo  enviar una fotografía a la especialista homeópata, con el nombre, fecha de nacimiento y lugar de nacimiento específico.

Las fotos de las personas cargan consigo la misma energía, algo así como que llevara el mismo  ADN, otra manera de hacer esta prueba es con un mechón de cabello, pues también este lleva  genes moleculares.

 No se puede obviar que esta técnica va de la mano con  la medicina quántica, dado que estudia profundamente la anatomía energética del ser humano y el examen bioenergético trabaja  con ese energía profunda  que cada uno de los pacientes cargan, indicó la especialista.

Para mayor efectividad del examen el paciente debe tener disposición y estar receptivo, de lo contrario la energía podría hacer más difícil la técnica, fallar o en el peor de los casos no realizarse, aseveró Diduj.  

La  buena alimentación es otro factor que influye  en la examinación bioenergética  de manera considerable, pero quien lleva hábitos totalmente contrarios podría alterar el diagnóstico.

Créditos
Cooperativa Tininiska, ubicada en la Colonia Centroamérica. Teléfono: 22787835.