•  |
  •  |

El desborde de la caña de azúcar se acrecienta en este mes de diciembre, al son del  grito mariano bajo la tradición de la Purísima. Dicha fruta tiene auge en casi todos los países de clima tropical y brindan el mismo sabor dulce a quien gusta disfrutarla, ya sea directamente del fruto o mediante sus propiedades de azúcar.
Los varejones de caña son de cáscaras altamente consistentes, pero perfectas para  fermentar la exquisitez que la envuelve por más de 10 meses en el cultivo.  La mejor manera de disfrutar y sustraer los minerales de la caña es a través de  la vara directamente.
La caña de azúcar no solo es rica por su alto contenido de sacarosas, su exquisito jugo tiene una variedad de minerales que incluye calcio, Magnesio y Potasio, dice el nutricionista Alex Lacayo.
El nivel de azúcar que contiene la caña en su jugo es de un 45 por ciento  aproximadamente y la vitamina que más destaca es la B2, resaltó el nutricionista. Esta fruta debe ser ingerida con moderación, pues su alto contenido en azúcar  no es saludable para quien tiene problemas de diabetes, agregó.
La ingesta de la dulce caña ayuda a tratar el resfriado, tos, ablanda tumores, embriaguez,  entre otras purulencias, también actúa contra la ictericia  o en problemas de los riñones.
Nada mejor que aprovechar la gritería y las fiestas navideñas para sustraer todas las propiedades de la caña.

Créditos
Alex Lacayo, Nutricionista  de la Clínica Salud y Belleza. Teléfono: 87684263