•  |
  •  |

Ser mujer es una condición maravillosa que debe explotarse al máximo, pero al mismo tiempo cuidarse, dado que somos las únicas que tenemos el don de incubar una vida dentro de nuestro

delicado vientre.

Ser víctima de Ovarios Poliquísticos podría sellarnos por completo el don de la reproducción.

Hoy día, son muchas las mujeres en edad joven que están teniendo problemas para dar vida a otro ser humano, producto del Síndrome de Ovarios Poliquísticos que se debe en su mayoría a una crisis de carácter hormonal, según los nuevos adelanto de la investigación, afirmó el doctor Francisco Rocha Vega, gineco-obstetra y especialista en endocrinología

ginecológica.

Los Ovarios Poliquístico o Poliquistosis Ovárica es la presencia de varios quistes de tamaño y número no determinado, en ambos ovarios, refirió, agregando, que el síndrome son manifestaciones clínicas, bioquímicas a través de ultrasonidos y radiologías que siempre con regularidad se acompaña de determinada enfermedad, detalló.

Según el especialista, el Síndrome de Ovarios Poliquísticos es un sinónimo del Síndrome de Anovulación Crónica que se hace en base a las manifestaciones antes mencionadas en el ovario, permitiendo este la formación de múltiples quistes de 8 a 10 centímetros de diámetros.

¿A qué edad la mujer es propensa a desarrollar el síndrome?

Con normalidad es al inicio de la pubertad, poco después de comenzar su periodo menstrual, momento justo en que su sistema endocrino está siendo puesto a prueba de manera natural, refirió el obstetra.

¿Cómo se forma?

Por la crisis hormonal en la que se ven implicadas al momento de la pubertad, mismos que provocan una mayor cantidad de andrógenos que de estrógenos, y es lo que da como resultado la formación de quistes en los ovarios a lo que se suman las manifestaciones, especificó el galeno endocrinólogo.

Algunos estudios revelan que de un 4 a 6 por ciento de mujeres en edad fértil podrían desarrollar un Síndrome de Ovarios Poliquístico, pero este se eleva al 75 por ciento de pacientes que no ovulan del todo, específico Rocha.

Consecuencias del síndrome

Ovarios con múltiples quistes que miden de 5 a 8 milímetro de diámetro.

Manifestaciones correspondientes a un exceso de hormonas de acción masculina, como la presencia de vello de mayor grosor y pigmentación que lo habitual, ubicado en sitios como cara, mentón, brazos, y a nivel del pubis su distribución es romboidal en vez de la forma triangular que caracteriza a la distribución femenina.

Espinillas y barros con mayor intensidad de lo habitual y esperados a su sexo y edad, lo mismo que piel grasa.

Hay un signo que se caracteriza por oscurecimiento y engrosamiento de la piel, llamado acantosis nigricans, que aparece a nivel de la nuca, axilas y en los muslos.

Obesidad, un 50 por ciento de los pacientes con sobrepeso tiene presencia del síndrome en sus ovarios.

Los trastornos menstruales y la suspensión de su regla por más de 90 días, es otra señal de alerta.

A largo plazo este síndrome puede llevar a la paciente a serias complicaciones como:

Hipertensión Arterial.

Aumento de los lípidos en sangre.

Diabetes mellitus.

Accidentes tromboembólicos.

Es un marcado factor de riesgo para el cáncer de mama.

Aumento de riesgo para cáncer de endometrio, sobre todo en las mujeres que tienen ausencia o mucho retraso menstrual.

Cabe destacar que un ultrasonido aislado que nos indique Ovarios Poliquísticos, no necesariamente es concluyente de Síndrome de Ovarios Poliquísticos, si no reúne al menos dos o tres de las características detalladas arriba, advirtió el experto.

Se pueden encontrar ovarios con quistes periféricos en mujeres que no ovulan por otras causas, así como también en mujeres que toman anticonceptivos, enfatizó el doctor. Además agregó que actualmente hay una sobrevaloración de mujeres completamente asintomáticas.

¿Se cura?

La cura es la pregunta de las miles de mujeres que asisten a un centro médico a tratarse un problema poliquístico, argumentó el ginecólogo. Lo que existe para estos casos del síndrome es un tratamiento orientado a seguir regularmente los ciclos menstruales de la paciente para reducir la hiperinsulinemia, los efectos del hiperandrogenismo como el acné, hirsutismo, piel grasa, detalló. Si la paciente no tiene interés en un embarazo, el tratamiento puede ser a largo plazo con el fin de reducir lo más que se pueda de los síntomas. Pero si surge la necesidad de un embarazo la mujer puede suspenderlo, el tiempo lo decide la paciente.

La meta principal de los ovarios es organizar todo el aparato genital femenino para su función reproductora, pero para llegar a su cometido requiere pasar sus dos grandes funciones, tales como:

La primera es su función hormonal, que produce los estrógenos o las hormonas femeninas por excelencia, y que desde antes de su pubertad empiezan a moldear su aspecto físico “femenino”, tales como grasa, desarrollo mamario, crecimiento y preparación de útero y vagina, así como también y no menos importante su acción sobre el cerebro, memoria, orientación sexual.

En segundo lugar la producción de “un óvulo” a la disposición de ser fecundado, lo que es igual a decir una función gametogénica y otra hormonal, ambas abocadas al mismo fin.

Créditos

Doctor Francisco Rocha Vega, gineco-obstetra y especialista en endocrinología ginecológica.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus