•  |
  •  |

Médico Oriental

 

El interés por las ventosas chinas cada vez es mayor en muchos círculos terapéuticos. Esta técnica antigua vuelve a recuperar su sitio gracias a la medicina china porque sus efectos son concluyentes.

Se trata de uno de los métodos terapéuticos fundamentales dentro de la Medicina Tradicional China, MTC. Existen escritos del uso de ventosas desde la dinastía Jin (265-420 d.C.) y tenemos constancia de una obra en la cual se detallan aplicaciones de las mismas. Hoy día se sigue usando en los hospitales de MTC y por el pueblo chino, quedando demostrada su sencillez y alta eficacia.

También los egipcios la usaron. Hipócrates y Galeno fueron defensores de sus numerosos beneficios. En Europa y América los médicos empezaron a utilizarla a principios del siglo XIX, y desde entonces se ha confirmado que el uso de ventosas aporta numerosos beneficios a la salud.

La medicina árabe también las emplea desde hace miles de años, dejando escritas las innumerables enfermedades tratadas.

La utilizan acupunturistas

Esta técnica consiste en aplicar ventosas sobre determinados puntos acupunturales del cuerpo, con la finalidad de provocar estímulos cutáneos y tisulares mediante la producción del vacío. Las ventosas son como un vaso con las paredes más gruesas. Las hay de cristal, de bambú, de porcelana y actualmente, las más modernas, de plástico. El interior hueco hace que se produzca la atracción de la sangre hacia la periferia del cuerpo, desatando un proceso antiinflamatorio y tonificante de partes y puntos vitales.

Hoy solo las utilizan los acupuntores y los terapeutas de la medicina tradicional china. Las ventosas chinas forman parte del arsenal terapéutico al mismo nivel que la acupuntura u otros tipos de técnicas propias de la medicina natural. Las ventosas se pueden utilizar a lo largo de una sesión.

Al igual que la acupuntura o el Masaje Shiatsu (masaje terapéutico japonés), las ventosas tratan todo tipo de enfermedades crónicas, nerviosas (depresión, insomnio), dolores, problemas musculares, tendinosos u óseos.

Restablece circulación y energía

Además, ayudan a lograr un profundo estado de relajación y bienestar. Se aclara que no deben utilizarse para tratar enfermedades acompañadas con fiebre, ni cuando el paciente esté inconsciente o en estado de embriaguez; asimismo, tampoco deberemos aplicarlas sobre el vientre o la zona lumbar de embarazadas.

Para la filosofía oriental, el Qi es la energía vital que fluye por todo el cuerpo y nutre al organismo. La interrupción de este flujo de energía produce desequilibrios en el cuerpo, que son los causantes de enfermedades. Las ventosas chinas son una de las mejores técnicas para reequilibrar esa energía.

Para la medicina china, la enfermedad o el dolor es un signo de bloqueo: esto significa que la energía fundamental o no circula o circula mal, es decir, que está invertida. En esos casos las ventosas se aplican sobre ciertos puntos de acupuntura que corresponden a los órganos que se deben tratar, situadas a lo largo de los meridianos energéticos. La ventosa china restablece la circulación de la sangre, y por consiguiente de la energía.

La aplicación de ventosas provoca:

Efecto revulsivo (inflamación externa para quitar un problema interno)

Efecto relajante muscular

Efecto analgésico

Hiperemia local

Eliminación de factores patógenos externos

Activación de la circulación

Estimulación del metabolismo

Regulación del Sistema Nervioso

Incremento de las defensas

Mejoría en los tendones

 

Con acupuntura y moxibustión

Las ventosas se pueden usar de varias formas. Pueden dejarse fijas, quitarse y poner rápidamente, pueden moverse una vez aplicadas.

Es importante saber que siempre que se aplique una ventosa, habitualmente deja marcas en la piel. Son hematomas provocados por la succión. La sangre y las toxinas han aflorado a la piel. Estas marcas desaparecen en no más de una semana. Si se dejan fijas las marcas son circulares y si las usamos en movimiento son longitudinales, en el sentido del masaje con ventosas.

Las ventosas pueden utilizarse de forma aislada, aunque es mejor combinarlas con otras disciplinas de la Medicina Tradicional China como la acupuntura y la moxibustión, para aumentar la eficacia de la sesión y lograr el efecto deseado para el paciente, que es una rápida recuperación.

 

(*)Tanyari Medicina Oriental.

BAC - C.C.M. 75 metros al este.

www.tanyari.jimdo.com

facebook.com/Tanyari.Medicina.Oriental

Teléfonos: 2267-1903 / 8624-2847