•  |
  •  |

Existen muchos estereotipos que se atribuyen a los jóvenes de pueblo, por ejemplo, son señalados por hablar cantadito, por su forma de vestir, que a veces suele ser poco fashion y etiquetados como “jinchos”, al menos así lo reflejaron durante un debate que realizó la universidad de Ciencias Comerciales, UCC, con estudiantes de la misma Alma Máter, que provienen del interior del país, para quienes no solo es complicado abandonar el nido para aspirar a ser un profesional, sino que su decisión viene con carga extra, la de ser víctimas de este tipo de bullying

Al llegar a la ciudad sus vidas experimentan un gran cambio que muchos ignoran: tienen que dejar a su familia, vivir solos en una casa o habitación, administrar las finanzas y sobre todo, administrar la libertad.

Es de gran importancia este tipo de cambio en la vida de los muchachos, y todavía aguantar las burlas absurdas de los compañeros de clases ¡por favor!

El primer concepto que se les impone es “cambiar de apariencia para poder encajar en ese mundo” como Daniela Zelaya, originaria de Jinotega y estudiante de la Universidad de Ciencias Comerciales, UCC, quien afirma que “cambiar para ser aceptada es difícil, porque se pierde la autenticidad, pero es la única solución”. Esta muchacha, es la segunda vez que cambia de U, porque en la Universidad Centroamericana, UCA, la molestaban mucho y no lo soportó hasta que se retiró.

También existe una mezcla entre discriminación y sexualidad, como es el caso de los homosexuales. Las personas que los agreden verbalmente, hacen comentarios como “los de pueblo son más cochones”. Oscar Zelaya Pasos, de Juigalpa, Chontales, estudiante de la UCC, dice que él es un tipo gay diferente, no fue discriminado por su preferencia sexual porque se dio a respetar, “por supuesto que me chifletean como a cualquiera, pero lo importante es ser uno mismo”, concluyó.

Así que chicos ¡a tomar conciencia!!!

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus