•  |
  •  |

Es complicado pensar que alguien puede ocupar el lugar de tu mejor amiga o amigo, pero cuando a las puertas de tu corazón aparece el chico que te deslumbró con su sonrisa, con su carisma, y con su forma de ser, todo es posible.

Te sentás a esperar el momento en que lo verás para contarle el oso que a una de tus amigas le pasó, esperas reírte sin parar con él, le hablás como va tu familia, le decís muy emocionada sobre tus proyectos académicos, te complace que te escuche y que te diga alguna comentario al respecto. De este modo tu novio, se convierte en tu mejor amigo.

Los límites que le pongás a tu relación, son los que te permiten que está crezca o no, y que tu novio sea tu amigo; es un beneficio del cual tranquilamente puedes disfrutar como lo hace María José Dávila, quien lleva 2 años y 8 meses al lado de su novio, y refiere que su relación se basa en los siguientes pasos:

Tener megaconfianza en él, pero ¡ojo! solo cuando de verdad la merezca.

Estar segura que es alguien que te guardará los secretos.

Sentir que es tu amigo en todo momento, no solo cuando necesités desahogarte, así te será más fácil hablar.

No busques su compañía solo por compromiso, hazlo porque te complace estar a su lado.

¡Así que, chicos y chicas prueben si les funciona!