•  |
  •  |

Los elementos son los bloques constructivos no sólo del mundo y de todas las criaturas vivientes, de todos los vegetales, sino también de los procedimientos mágicos. Cada elemento: la tierra, el aire, el fuego y el agua; tenían su significado correspondiente en términos del alma, la psicología y la fisiología del ser humano, y también tenían relaciones ocultas con varías entidades sobrenaturales, tales como los ángeles, las inteligencias e incluso el Ser Supremo.

Se creía que todo lo que existe en nuestro entorno y dentro de nosotros es una mezcla o unión de varios elementos que tienen la capacidad de convertirse el uno con el otro. Así la dura tierra puede convertirse en lodo acuoso cuando posee la suficiente humedad. Mediante los elementos también se estudiaban los opuestos. El fuego y el aíre eran considerados sustancias ligeras, mientras que el agua y la tierra eran pesadas.

Platón consideraba que el fuego era brillante, delgado y activo; mientras que la tierra era oscura, gruesa y pasiva. El aire tenía algunas cualidades del fuego y unas pocas de la tierra, y se creía que era oscuro, delgado y activo; mientras que el agua tenía más cualidades de la tierra que del fuego y se consideraba que era oscura, gruesa y activa.

Invoque los elementos

Se pensaba que sin conocer estas cualidades de los elementos un mago no podría tener la suficiente seguridad como para trabajar en cualquiera de las Ciencias Ocultas, de la Magia y de la Naturaleza. En magia ceremonial y en otros rituales mágicos se invocan los cuatro elementos. Se les involucra en los trabajos mágicos de muchas maneras. A quienes les interesa trabajar con ángeles, la personificación de los elementos son los cuatro arcángeles.

En otros trabajos mágicos se considera que los elementos son formas de energía a las que es posible recurrir para realizar algún trabajo de magia. Cada elemento además, tiene relación con uno de los cuatro puntos cardinales: norte, sur, este, oeste. Cada tradición mágica establece sus correspondencias, pero en general se cree que cuando se invoca el elemento: Tierra, mirando al Norte (sur en el hemisferio austral), Aire, mirando al este (oeste en el hemisferio austral), Fuego, mirando al sur (norte en el hemisferio austral), Agua, mirando al oeste (este en el hemisferio austral).

Asimismo se puede pedir la ayuda del elemento en ciertos trabajos de magia. A menudo se invoca el elemento tierra en los trabajos para conseguir dinero para financiar un proyecto, para bienestar económico y para aumentar la fertilidad. Se invoca el aire para realizar trabajos mágicos que tengan que ver con el desarrollo espiritual, fortalecer la intuición y lograr superar exámenes académicos. El fuego es útil para purificar las energías negativas, o para dar un poder extra a un trabajo de magia. Se invoca el agua especialmente en las cosas que tengan que ver con el hogar y con las emociones.

TOME NOTA:

* Textos de lectura de la profesora MAGNOLIA. Te ayuda a resolver tus problemas en el amor, contra envidia, mala suerte, trabajo y negocios. Descubre a través de la lectura del tarot y las cartas del trabajo tu momento actual y los desafíos venideros. Amplia gama de productos esotéricos de efecto verdadero. Consultas confidenciales de lunes a sábado de 9 am a 5 pm. Iglesia Santa Ana, media cuadra abajo, casa # 2010. Tels.: 22662262/ 86990842, Managua.