•  |
  •  |

El subconsciente parece estar dotado de una memoria formidable. En efecto, acontece en ciertos casos que éste produce fenómenos que aparentemente no tienen otra explicación fuera de lo normal.

Este fenómeno fue definido por Richet (1850-1935), Premio Nobel de Fisiología y honesto investigador de lo paranormal, con el término pantomnesia, cuya etimología significa que ninguna huella de nuestro pasado cognoscitivo se borra, es decir, que lo recordamos todo.

Todo lo que vemos y escuchamos, desde la más tierna infancia, queda grabado en el subconsciente, aunque el consciente lo haya olvidado. Sinónimo de pantomnesia es el término paramnesia o en francés “ya visto “(déja vu).

El subconsciente estimulado por algún evento como la hipnosis, crisis nerviosa, amnesia, trauma o simplemente, por ver ciertas cosas, hace volver a aflorar le memoria del hecho sepultado en el olvido de lo profundo.

Una videograbadora

Basta pensar en este hecho: una joven de 16 años acudió a una nueva escuela y sintió que ya conocía ese lugar, que ya había estado allí. Describía las habitaciones antes que las abrieran. Cometió un solo error: dijo que en determinada habitación estaba ubicada la oficina de la directora y, en cambio, estaba en uso de la encargada del aseo.

Se formularon las hipótesis más diversas; se habló de un hecho paranormal, de reencarnación desde una vida precedente, incluso se habló de fraude. Una investigación más profunda resolvió el misterio: 15 años antes, una tía de la joven había visitado la escuela en su inauguración y tenía en sus brazos a la pequeña de un año. Ese fue el único año en el cual la dirección fue ubicada en la habitación que más tarde se usó para depósito.

El subconsciente es como una videograbadora, había fijado todas las imágenes y bajo el estímulo de la nueva visita hizo aflorar el consciente, el recuerdo sepultado en el profundo. El caso es narrado por el padre Oscar González Quevedo, quien lo verificó porque aconteció en Río Grande del Sol, en Brasil. En este estado el jesuita es profesor de parapsicología en la Facultad Anchieta de Sao Paulo. El subconsciente graba como una grabadora, todo lo que escuchamos.

Un joven carnicero francés, durante una crisis nerviosa, recitó páginas enteras del Phedre de Racine. Después de lograr la curación no lograba recordar un solo verso por más que hiciera esfuerzos. Declaró que había escuchado en toda su vida, una sola vez la tragedia, cuando era pequeño.

No hablemos de idiomas. Quien ha vivido algunos años de su infancia en un país extranjero o ha escuchado a personas que se expresan en otro idioma, posee ciertamente un subconsciente en condiciones de hablar aquel idioma aunque conscientemente no puede en absoluto entender ni una palabra.

Cuando falta el conocimiento de los mecanismos del subconsciente y de los hechos se podría pensar en la xenoglosia, o el fenómeno paranormal según el cual unos sujetos hablan un idioma no conocido por ellos.

En estado hipnótico

James Braid, médico escocés y pionero científico de la hipnosis, quien vivió en el siglo pasado, refiere el caso de una mujer que colocada en estado hipnótico recitó sin titubeos largos capítulos de la Biblia en hebreo.

La mujer no conocía ni una palabra de ese idioma. Se comprobó que repetía lo que había oído escuchar a un rabino, que declamaba la Sagrada Escritura en voz alta, y a su servicio ella había trabajado en su juventud.

El subconsciente graba y recuerda también cuando la persona ha perdido la memoria por un trauma psíquico. Una enferma desprovista de memoria de una manera total (no recordaba el pasado y no retenía el presente), sometida a hipnosis recordó todo perfectamente.

La prueba de que el subconsciente se recuerda totalmente, estriba ante todo, en el hecho que sigue: esta mujer en estado de hipnosis, recuerda todos los hechos acaecidos hasta el momento presente, y todos sus recuerdos reviven asociados, sistematizados, ininterrumpidos, como si hubiera un segundo Yo que contrasta de modo extraño con el Yo oficial, del cual todos conocemos la profunda amnesia.

* Notas de estudio de PENÉLOPE. Parapsicóloga. (código 95703, Profesional School, Miami Florida). Interpreta las cartas tarot y la de los ángeles. Terapias alternativas para el control mental y mejorar tu calidad de vida. Consejería en tus problemas laborales, de negocios y sentimentales. Atención especial a parejas sentimentales en conflicto Atiende de lunes a sábado de 8:30 a.m. a 5 p.m., previa cita. Teléfonos: 2255-3586 – 8694-2029. Managua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus