•  |
  •  |

El mes de octubre se ha dedicado a campañas que buscan concienciar sobre la importancia de la prevención y detección precoz del cáncer de mama. Es por esto que debemos asumir una actitud diferente e ir un paso adelante, haciendo todo lo que esté en nuestras manos para modificar aquellos factores de riesgo que afectan y que dependen de nuestro estilo de vida.

De todos modos, no se puede olvidar que el autoexamen mamario mensual y el control rutinario médico, son indispensables.

Para disminuir el riesgo de cáncer de mama, tenga en cuenta:

MANTENER UN PESO SALUDABLE: El aumento del tejido adiposo en nuestro cuerpo predispone a la incidencia de cáncer de mama, ovario, colon, próstata, entre otros. Inicie cambios en su estilo de vida para alcanzar un peso más cercano al ideal

EVITAR TÓXICOS, ADITIVOS, PRESERVANTES Y CONSERVANTES: Elimine el consumo de cigarro y exceso de licor, prefiera los alimentos naturales y sin procesamiento químico. El exceso de productos industrializados y altamente procesados (enlatados, embutidos) aportan sustancias que alteran la reproducción celular y el crecimiento de algunos tejidos

INCREMENTE EL CONSUMO DE ANTIOXIDANTES: Los antioxidantes eliminan material de desecho y productos favorecedores de la destrucción y daño celular en nuestro cuerpo. Están principalmente en las frutas y vegetales, por esto se debe incrementar el consumo de ellos a 5 o 6 raciones diarias, combinando sus colores para obtener más variedad y beneficios. Los flavonoides aportados por 1 oz de chocolate negro diariamente son también ideales

INCREMENTE EL CONSUMO DE OMEGA 3: El omega 3 es un protector celular, se encuentra en pescados como el salmón, atún, sardinas, aceite de oliva, maní, almendras, semillas de linaza y en el aguacate

DISMINUYA EL CONSUMO DE GRASA Y BUSQUE LA DE BUENA CALIDAD: Consuma lácteos sin grasa, prefiera las carnes blancas sin gorduras ni grasa, evite mantecas de cerdo y frituras. Prefiera el uso de aceite de canola o de oliva

DISMINUYA LA CANTIDAD DE INSULINA: El exceso de insulina altera el funcionamiento de las células, por esto evite el consumo excesivo de dulces, postres, refrescos y azúcar de mesa. Prefiera harinas integrales y leguminosas (frijol, lenteja, garbanzo), arroz integral, panes y pastas integrales, tortilla de maíz natural y papa con cáscara

MEJORE EL FUNCIONAMIENTO INTESTINAL: El buen funcionamiento intestinal elimina exceso de toxinas. Aumente el consumo de agua y fibras, estas se encuentran en los productos integrales, frutas y vegetales

INCREMENTE LA ACTIVIDAD FÍSICA: Hacer ejercicio mejora niveles de endorfinas, disminuye el estrés, elimina toxinas y ayuda a mantener el peso y a tener sensación de bienestar.

 

Recuerde que prevenir es una mejor opción que tratar, por esto anímese a modificar su estilo de vida, a realizar su autoexamen mamario mensual, mamografía anual y a controlarse periódicamente con su médico.

 

Paula Andrea Arce de Chamorro
Médica diabetóloga
www.vidasananicaragua.com
info@vidasananicaragua.com