•  |
  •  |

(PARTE 2)

 

El control de la diabetes requiere vigilar ciertos aspectos importantes de otros grupos nutricionales. Por esto tenga en cuenta lo siguiente:

Proteínas: Tienen poco impacto sobre los niveles de glucosa, dan mucha saciedad y permiten controlar el apetito. Pueden consumirse tres huevos enteros a la semana preparados sin grasa. Los lácteos deben ser desgrasados: leche descremada, yogurt bajo en grasa, quesillo y mozarela en cantidades moderadas. Preferir carnes blancas como pollo o pescado, la carne roja una o dos veces por semana, siempre cortes sin grasa, sin pellejos ni gorduras. Evitar las vísceras al igual que las preparaciones grasosas.

Estas recomendaciones buscan que el consumo de grasa saturada sea mínimo, pues la diabetes incrementa el riesgo de presentar infartos cardiacos por oclusión de las arterias coronarias.

Fibra: El consumo abundante de fibra en cada tiempo de comida es necesario para controlar los niveles de colesterol, triglicéridos, azúcar y el peso. La fibra está en todos los productos integrales y con cáscaras (papa con cáscara, arroz, cereales y panes integrales, frijol, tortilla de maíz) pero también está en los vegetales y las ensaladas.

En el plato debe haber siempre una buena proporción de vegetales y ensaladas, una suficiente cantidad de proteína y poco carbohidrato. Así se tendrá plenitud, no se sentirá hambre, de esta manera recibirá el beneficio de los nutrientes que aporta cada grupo nutricional.

La zanahoria y remolacha en pocas cantidades, pueden ser un ingrediente de las ensaladas más no su componente principal.

Grasas: Al tener diabetes se deben consumir solo grasas saludables como las monoinsaturadas y polinsaturadas. Estas disminuyen el riesgo de infartos. Se encuentran en el aceite de canola, oliva, maíz y girasol, margarinas suaves, semillas y el aguacate.

Evite mantecas y tenga en cuenta que cuando hay problema de sobrepeso estas grasas deben consumirse en pocas cantidades ya que son altamente calóricas como cualquier otra.

Algunas otras consideraciones importantes son:

Consumir 5 a 6 tiempos de comida, de esta manera se evitan los bajones de azúcar o hipoglicemias, y además se pueden controlar mejor las porciones de alimentos en el almuerzo y la cena. Las meriendas pueden ser a base de frutas, yogurt sin grasa y sin azúcar, batidos de leche descremada con frutas o cereales, pequeñas porciones de maní o semillas, galletas nutritivas (sin azúcar, altas en fibra y ricas en semillas).

Evitar consumir exceso de licor, ya que este potencializa el efecto de los medicamentos y la insulina, incrementando el riesgo de hipoglicemias. No exceder el consumo de 3 a 5 tragos u onzas por semana.

El balance entre los alimentos consumidos, el ejercicio que se realiza, y los medicamentos que se toman es importante para tener un control adecuado de los niveles de glucosa y lípidos. Recuerde que manteniendo el control de su diabetes protege su futuro.

 

Paula Andrea Arce de Chamorro
Médica diabetóloga
www.vidasananicaragua.com
info@vidasananicaragua.com