•  |
  •  |

Las gemas no solo enaltecen un cuello fino, largo y elegante, al portarlas a través de joyas finamente talladas, también aportan calidad de vida.  
El brillo de esta piedra preciosa incide de manera energética sobre el cuerpo humano cuando se porta como accesorio o decoración  de nuestros espacios íntimos, esos que son sinónimos de tranquilidad.
El mundo está compuesto de cuatro elementos maravillosos, que día a día nos brindan su dosis de energía,  tales como el  agua, el aire, el fuego y la tierra, esta última es la generadora naturalmente de los minerales que según su composición dan origen a las gemas  cargadas de un brillo intenso que se develan con un solo  rayo de luz.
Según Martha Bermúdez, Médico Naturista e  instructora del Feng Shui, “los cristales son generadores de vida  y sanadores a través del tiempo, nos sirven para abrir y fortalecer nuestros canales y meridianos energéticos ubicados en el cuerpo, producto del estrés, insomnio, Alzheimer, entre otras enfermedades degenerativas”.  
Todas las piedras que brotan de las entrañas de la Madre Tierra son denominadas como preciosas  por su luminosidad, su campo energético y poder de sanación cuando se les da el uso y cuido  adecuado, más allá de la estética misma, resaltó Bermúdez.
“Vivimos en un mundo difícil, colmado de estrés y de agotamiento cuando no se sabe lidiar con las adversidades, y es aquí donde las gemas juegan un papel maravilloso, dado que estas actúan sobre las personas como el  elemento vivo que son, formando un  escudo protector, que no permite la entrada a ningún pensamiento y actitud negativos de nosotros y de quienes desean el mal,” dijo la naturista.
Las gemas son un elemento vivo
“Una de las razones por las que se dice que las gemas son un elemento vivo, se debe a que las reacciones que estas destellan a través de su luz y minerales naturales, se activan con un simple respirar, una gota de sudor y una  chispa energética que equivale al elemento fuego, cuando las tocamos o concentramos decorativamente en nuestro entorno más íntimo como en la habitación o la oficina”, explicó la instructora.
Cuando un rayo de sol, toca uno de los cristales preciosos, estos despliegan un brillo intenso que se puede ver en diversos colores a lo largo y ancho de un radio determinado dentro del hogar y del cuerpo, en caso de portarlas como “amuleto”, ya sea incrustadas en oro o plata o bien sujetadas por un cordón de color rojo.
¿Por qué un cordón rojo?.. La explicación es sencilla, según la experta, “este color simboliza el elemento fuego y arrastra consigo la fuerza y determinación, por su alto potencial energético positivo”, añadió.
Cuando una fuerza negativa nos ronda y uno conoce muy bien el estado natural de la gema, se puede observar  que esta tiende a opacarse y a ponerse  húmeda como que sudara,  “una de las tantas razones por lo cual se le llama viva”, detalló Bermúdez.
Secretos preciosos
La instructora explicó: una vez que adquirimos o nos regalan una piedra, cristal o gema, sin lugar a dudas convivirá con nosotros de forma armoniosa desde el primer contacto, siempre y cuando esta sea escogida y portada de la manera correcta o colocada en el lugar indicado en caso de usarlas para decorar.
Nadie sabe que estos minerales lumínicos se llevan acorde al tipo de características específicas de cada persona, entre los que destacan la medida del ancho y altura del cuello, fisiognomía, y en especial la fecha de nacimiento. He aquí un secreto de poder energético, manifestó Bermúdez.
Según los argumentos de la experta, los cristales en forma de gotas y redondos es importante que sean colgados de un cordón rojo o un hilo forrado con piedras en miniatura en la  ventana de la habitación, con el fin de no dejar salir las energías positivas y atraer la prosperidad económica y de salud. “Las medidas exactas para colgarlos es de 90.9 centímetros de largo, de arriba hacia abajo”.
Tipos de piedras
Según la experta hay una infinidad de gemas preciosas que irradian brillo y energía natural por sí solas, y que sirven para enaltecer un espacio de la casa, trabajo, o bien para llevarlas como accesorio de joyería fina tales como:
Lapizlazuli: Esta gema  sirve para trabajar la comunicación interna y externa, a la vez   permite la apertura más profunda del intelecto de la persona que la porta o usa para la decoración del hogar.
Obsidiana Nevada: Trabajan contra la artritis y reumatismo, ideales para las personas de la tercera edad por ser vulnerables a este tipo de padecimientos.
Las obsidianas tienen propiedades que no solo fortalece los huesos, sino también los procesos meditativos, pueden llevarlas en sus diversas formas.
Venturina: Brinda paz y tranquilidad, una vez que libera los problemas de estrés provocados por diversas circunstancias de la vida,  pero sobre todo producto de la presión ante personas negativas.
Jade: Esta gema es conocida en todo el mundo por ser una de las más preciosas que emana la naturaleza,  y las hay en diferentes clases y tonalidades de verde, color por el que se distingue. El jade llena de dinamismo y abre los canales del intelecto para los negocios, si se lleva sobre unos pendientes, collar o  brazaletes así como también si se tiene en la casa u oficina, pues los conductos de energías también circulan desde estos espacios donde se pasa la mayor parte del tiempo.
Turquesa: Ayuda a las personas que tienen las plaquetas bajas, también combate los problemas de cáncer. Esta  gema aumenta la creatividad. Los amuletos de turquesa, sin lugar a dudas, relajan y brindan seguridad ante el ímpetu de las masas.
Calcita: Ayudan a buscar el propio yo interno. Hay padres que la usan para combatir  la timidez de sus hijos que muchas veces los bloquea al momento de actuar.
Jaspe: Existen varios tipos de jaspe, pero los más conocidos son la brecha y la leopardo, siendo esta última la más importante porque ayuda a ampliar la memoria equilibrándola en un estado más consciente de lucidez.
Cuarzos: Los elementos que contiene esta gema permiten la existencia de estas en diversos colores, y según estos varían su función en la vida del ser humano, por ejemplo, las verdes contrarrestan los problemas intestinales, del hígado y renales; alivia los dolores de muela y garganta, específicamente estimulada la sanación energéticas.
Cristal: Los  cristales  apaciguan y  absorven la energía durante el día y la noche, mismos que las fortalecen de dinamismo para la protección en su totalidad. Estos son un conducto de energía que abren campo de tranquilidad por los mismos destellos naturales.


Tome nota:
*Taller de la enseñanza de las virtudes de las gemas y la limpieza de las mismas.
Lugar: Cooperativa Tininiska
Fecha: 11 de diciembre
Valor: 400 córdobas
Para adquirir una gema llamar al siguiente Contacto: 2278-7835
*Hoy jueves Taller de Astrología psicológica
Valor: 600 córdobas

Créditos:
Martha Bermúdez, Médico Naturista  e instructora  de Feng Shui de la Cooperativa Tininiska.