•  |
  •  |

Fallo del jurado:

Reunidos en la ciudad de Managua, en casa de Claribel Alegría a los treinta días del mes de octubre de dos mil doce a las doce y cuarenta y cinco minutos del mediodía, los suscritos miembros del jurado que fueron convocados para fallar el Premio Pablo Antonio Cuadra después de haber leído los 48 poemarios que correspondieron a la convocatoria, acordamos por unanimidad otorgar dicho premio, único e indivisible al poemario participante con el titulo de: “BALADA DEL CAMPANERO CIEGO y otros poemas desordenados”, que participó bajo el seudónimo de Cifar.

En dicho poemario el jurado encontró los meritos siguientes:

Una gran experiencia poética que se expresa en el acierto de los diferentes registros estéticos con que se elabora; por el ritmo que está de acuerdo siempre con lo que el poeta quiere expresar; por la vivencia religiosa que manifiesta a lo largo del poemario y que resulta muy adecuado para homenajear a Pablo Antonio Cuadra en su centenario; por el recorrido de la poesía que el autor nos hace en sus poemas demuestra una profunda y antigua vinculación con el quehacer poético, digna de ser reconocida.

Una vez abierta la plica de Cifar resultó que correspondía a: Julio Valle Castillo.

El jurado ha delegado a Don Francisco Arellano Oviedo para que acto público realice la entrega oficial del premio. Firman:

Francisco

Arellano Oviedo

Luis Rocha Urtecho

Claribel Alegría

Campanero ciego