•  |
  •  |

El entrenador personal Wilbert Zapata afirma que el uso de los esteroides, esas sustancias sintéticas derivadas de la testosterona que se ha creado con el objetivo de mejorar la condición física, la fuerza y la resistencia, no está limitado a los hombres que van a un gimnasio, sino que está presente en todos los deportes a nivel mundial.

“Los atletas que usan ese tipo de sustancia son considerados como tramposos, debido a que hacen que mejoren sus condiciones en un tiempo relativamente menor al que necesitarían sin el uso de ellos”, señala Zapata.

Información errónea

Sin embargo, afirma que se ha creado un mito alrededor de estos, gracias a la mala información que se difunde y que ha llevado a la creencia de que son mágicos y te hacen cambiar de un día para otro tu condición física.

“Definitivamente no existe nada, ningún suplemento ni sustancia sintética, que haga que un atleta sufra una metamorfosis en tiempos tan cortos. Los que están iniciando en el gimnasio suponen que si usan esteroides acortan el tiempo de recuperación muscular mejorando así la condición física y estética, pero no están conscientes de los riesgos que implica su uso, así que mejor deben enfocarse en que se requiere constancia, esfuerzo, buena alimentación y el descanso adecuado para alcanzar los objetivos propuestos y esperados”, señaló Zapata.

Por otro lado, explicó que si ponemos en una balanza los beneficios versus los perjuicios por usar estas sustancias, definitivamente la conclusión se inclina hacia no usarlos, ya que se pueden obtener resultados en periodos más largos, pero más son consistentes, reales y sin arriesgar la salud.

Riesgos

Según Wilbert Zapata, lamentablemente los esteroides, como cualquier tipo de droga, crean una adicción y a diferencia de las drogas que nos hacen ver mal externamente, estos logran lo contrario, así que entre más usás podés lucir increíblemente bien y debido a eso es más fácil crear dependencia hasta llegar a perder el control.

“Además de la adicción hay personas propensas a padecer cáncer y el riesgo incrementa principalmente de padecer cáncer de hígado. También afecta los cambios de humor el uso por tiempo prolongado de estas sustancias, producen insomnio, delirio de persecución o paranoia, así que los hombres se vuelven irritados y volátiles”, dijo Zapata.

Hay personas que usan varias veces la misma jeringa para inyectarse y pueden adquirir una infección. Asimismo, señaló que existe un riesgo importante y es que al usar esteroides por tiempo prolongado se baja la producción de testosterona y afecta la fertilidad y la virilidad, porque disminuye la libido. “También el abuso de esteroides podría causar un paro cardiaco y muchas personas relacionen el uso de estos con la mortalidad alta en los fisicoculturistas, que apenas tienen un rango de vida entre 40 y 50 años”, dijo Zapata.

Así que no todo lo que te haga verte mejor necesariamente es beneficioso para tu cuerpo, por lo tanto hay que analizar bien los riesgos-beneficios de estas sustancias.

 

40 a 50 años puede vivir un fisicoculturista pues por exceso de esteroides podría sufrir un paro cardiaco.